CMBQ Radio Enciclopedia

CMBQ

   

Radio Enciclopedia

Una emisora para todos los momentos de la vida

English     Français
CMBQ Radio Enciclopedia
English  English  
  Franais  Franais
Síguenos CMBQ Radio Enciclopedia en Facebook CMBQ Radio Enciclopedia en iVoox CMBQ Radio Enciclopedia en Twitter CMBQ Radio Enciclopedia en Instagram

Nacer, el derecho que siempre defendió Félix B. Caignet

Publicado: 2018.04.01 - 13:08:14  /  web@renciclopedia.icrt.cu  /  Laura Barrera Jerez

Nacer, el derecho que siempre defendió Félix B. CaignetFélix Benjamín Caignet Salomón, el autor del drama “El Derecho de nacer”, vino al mundo el 31 de marzo de 1892, en un cafetal, al igual que su personaje Alberto Limonta, una de las voces de aquella famosa radionovela que lo inmortalizó como artista.

“Tengo agradables recuerdos de mis padres, de mis nueve hermanos, de aquel cafetal. Mi madre era cubana y mi padre un francés adinerado, de los que vivían aquí como en plena corte francesa arruinada. Ella era una mujer maravillosa, mi primera maestra. Tocaba el piano admirablemente, y en gran medida despertó en mí el amor por la música. Era una mujer interesantísima, delicada, parecía un personaje de novela”, contó Caignet en una entrevista.

En los tiempos de la Guerra de Independencia, los mambises quemaron el cafetal de su padre, la familia quedó arruinada y se trasladó a Santiago de Cuba. Félix Benjamín tenía siete años y comenzó a estudiar en una escuela pública donde fue condiscípulo de Miguel Matamoros.

En sus venas iba la inspiración: poemas, canciones, radionovelas… Él mismo confesó que su interés por la creación literaria provenía de la costumbre santiaguera de los cuenteros populares, hombres sencillos que iban por los barrios entreteniendo a niños y adultos. Félix B. Caignet tenía su talento para las narraciones y la composición, pero siempre agradeció aquella tradición oral de los barrios populares en el oriente del país.

“Con muchos cuentos de aquellos que recordaba, más cosas que le agregué, surgieron las Aventuras de Chelín, Bebita y el enanito Coliflor. Con esas aventuras debuté en la naciente radio, en Santiago de Cuba. Como era ventrílocuo, yo hacía todas las voces: Chelín, Bebita, Coliflor, el gigante Carangallo, la bruja, etc. Por aquellos lejanos años de los inicios de la radio no existían los efectistas de sonido ni los musicalizadores y yo lo hacía todo en el programa. Era como el hombre orquesta: escribía, narraba, hacía las voces, los efectos, todo. Aquellos cuenteros de mi infancia ejercieron en mí una influencia extraordinaria, fueron la fuente de donde surgieron mis primeros programas radiales”, recordaba el creador en entrevista con Orlado Castellano.

Pero sin dudas, su obra cumbre fue El derecho de nacer, una radionovela estrenada un día después de su cumpleaños 56, justamente el primero de abril de 1948. A partir de la aceptación que tuvo por parte de la audiencia desde sus inicios, la trama ha sido llevada al cine y la televisión en varias ocasiones y en diferentes países.

Según explica Mayra Cue Sierra, “El Derecho de Nacer es una historia de amor, pero una historia de amor peculiar, pues en ella, caprichosamente, el eje de la trama no lo constituye esencialmente la pareja de amor protagónica, sino el fruto de ese amor pecaminoso en tanto surge fuera del matrimonio, razón por la cual esa criatura estaba predestinada a la muerte. La obra es un alegato a la vida, con una postura firme y humana que arrasa con todos los prejuicios sociales de la época y con la doble moral de las apariencias. Caignet no admite el aborto, aunque el hijo haya sido gestado fuera del matrimonio y ello pulveriza los códigos éticos imperantes”.

Pero, ¿por qué elegir un conflicto como este? ¿Cuántas vivencias del autor se resumen en su radionovela apasionada?

El Derecho de Nacer toma como punto de partida un hecho que dejó una huella dolorosa en la vida del autor, según contó él mismo. “Cuando era joven mi anhelo era casarme y tener un hijo y que este, a su vez, me diera nietos, nací con alma de abuelo. El único hijo que tuve, lo perdí”.

Durante seis meses el bebé estuvo en el vientre de su madre, pero un día Félix B. Caignet recibió la noticia de que ella había decidido abortarlo. La situación económica de ambos era difícil, pero el futuro padre luchaba para sostener a su familia. Sin embargo, ella no lo entendió, no tuvo paciencia y tronchó el mayor sueño que siempre tuvo Caignet.

Él nunca se casó, nunca tuvo hijos, pero quedó un derecho para defender siempre, una excusa sentimental perfecta para la inspiración, una radionovela que aún 70 años después, continúa siendo historia. Así la describió el Diario de la Marina, aquel domingo 28 de marzo de 1948, tres días antes de que fuera lanzada a la fama para siempre:

“Efectivamente, Félix B. Caignet, autor que llega a todas las multitudes, ha sido contratado por el Circuito CMQ. Félix B. Caignet es una adquisición formidable, sus obras todas de un apasionante interés humano, se dejarán escuchar muy pronto por el Circuito CMQ. Desde el 1ro. abril a las 8:25 p.m. (…) El Derecho de Nacer, un canto a la maternidad que debe ser escuchado por todas las madres y mujeres del mundo”.

 



  Envíenos su comentario
Tu dirección de correo electrnico no será publicada. Todos los campos son obligatorios *

Normas Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios. No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas. Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

   Yenisleydis Rosa de los santos  _comenta:
   06.02.2020 - 9:35 pm

Es muy bueno contar con toda la información disponible para adquirir mayor conocimientos,gracias.


CMBQ Radio Enciclopedia

CMBQ Radio Enciclopedia. Dirección postal: Edificio ENE, Calle N, No. 266, 7mo. Piso, entre 21 y 23, Vedado, La Habana, Cuba. Código Postal: 10400.
Copyright Radio Enciclopedia

Directora General: Ing. Luisa María Márquez Echevarría
Teléfonos: (+53) 78384587 - 78361882 - 78361883

Síguenos CMBQ Radio Enciclopedia en Facebook CMBQ Radio Enciclopedia en iVoox CMBQ Radio Enciclopedia en Twitter CMBQ Radio Enciclopedia en Instagram