Radio Enciclopedia. Una emisora para todos los momentos de la vida.
Frecuencias de Radio EnciclopediaRadio Enciclopedia Radio Enciclopedia
      Actualizado: 2017.11.08 - 11:31:11
   ENGLISH 
   Canal RSS  
Canal RSS - Radio Enciclopedia
   Podcast  
Podcast - Radio Enciclopedia
   
  
  PORTADA ENCICLOPEDIA   >>  CURIOSIDADES 
_____________________________________________________________________________________

Un No rotundo a las drogas: mejor ni empezar

Publicado: 2017.05.11 - 15:21:15   /  alinaig@enet.cu  /  Alina Iglesias Regueyra
  

Un No rotundo a las drogas: mejor ni empezarUn médico viejo y sabio me recalcó una vez que la peor enfermedad del siglo XXI no es el VIH-SIDA ni el cáncer, tampoco los males reemergentes, como la tuberculosis. El peor flagelo es la droga, por el condicionamiento de voluntariedad que tenía su consumo. Es decir, la drogadicción es una enfermedad seleccionada por el propio enfermo.

La droga seduce por la fama que la precede en rumores que potencian la ancestral táctica de tentar ante lo prohibido: sus cacareadas posibilidades de experimentar nuevas sensaciones. Este es precisamente su mayor peligro, pues los seres humanos percibimos el mundo involucrando el más sensible sistema biológico del cuerpo: el Sistema Nervioso Central.

O sea, se trata de consumir sustancias que vulneran la vía directa de comunicación con el mundo exterior. Pues el Sistema Nervioso Central también constituye nuestra mayor protección, al poseer la capacidad de reacción necesaria para evitar y remediar daños que proceden de fuera de nuestro cuerpo, tanto como para lograr placeres y recompensas afectivas.

Por tanto, se ponen en riesgo las relaciones sociales, humanas, de amistad, de amor y hasta de aversión –cuando lo amerita por necesidades defensivas- hacia nuestros congéneres, uno de los peores retos del consumo al negar nuestra esencia como seres sociales.

Como consecuencia, uno de los más preocupantes síntomas del consumo de drogas es el cambio de amistades. Se abandonan aquellas que a través del tiempo nos han apoyado y confortado, quienes también han recibido nuestro cariño y preocupación, y se selecciona cualquier persona que pueda suministrar las consabidas sustancias, sin tener en cuenta su catadura moral, sus virtudes y valores, su interés real en nuestro desarrollo como seres humanos.

Poco a poco nos arrastramos al abismo, sin apenas darnos cuenta, y la diversión se va tornando, cada vez más aceleradamente, en ansiedad y desesperación sin que nadie pueda evitarlo, pues la involución es lenta y, en muchas ocasiones, poco perceptible.

Nos hacemos esclavos de un producto químico, un dios cuya fórmula encadena nuestra mente, nuestra vida y nos hace ejecutar obras deleznables con tal de lograr el monto necesario para adquirir más sustancias y seguir consumiendo, en un ciclo maligno sin fin. En plena obnubilación de nuestra personalidad, seremos capaces de robar y maltratar a nuestros seres más queridos, provocaremos el rechazo y la tristeza de nuestros padres y familiares, de nuestros mejores amigos.

La droga quebrantará nuestros principios y de pronto nos hallaremos dando explicaciones conformes y promoción abundante y aparentemente convincente a lo que, en un estado de sobriedad intelectual, nunca hubiésemos atendido siquiera o nos hubiera causado malestar escuchar, e incluso tendríamos las armas lógicas para apartarlo de nuestra vida.

Pero ya estamos encadenados, y solo los más cercanos y nobles amigos, pareja o familiares nos harán retornar mediante tratamiento médico al camino de la vida, porque ese otro seleccionado por nuestra voluntad solo lleva a la locura, la desestabilización mental y la muerte por suicidio o sobredosis.

El peligro del consumo de drogas aumenta cada día, debido a lo poco preparados que se encuentran los públicos, meta de los proveedores, para el rechazo, y lo abundante y variada que va siendo su presentación en el mundo. La propaganda que la acompaña no puede ser más atractiva, y hace diana sin interesar en clases sociales, países o formación profesional, aunque algunas ocupaciones priman en las estadísticas, como es el caso de los propios médicos, debido a su cercanía a muchas de estas sustancias.

Un efectivo mensaje de la televisión cubana ofrece el siguiente texto: 111, comienza con uno, sigue con uno y acaba con uno. Una fórmula muy ilustrativa, por eso es mejor cultivar la asertividad para, desde el mismo momento del ofrecimiento, ya sea por una mano cercana o extraña, ser capaz de decir No al consumo de drogas. Mejor ni empezar.

 
 
|

Otros artículos del autor (a)

  • Día Mundial de la Salud 2017 dedicado a la depresión

  • Isaac Newton, una vida asombrosa dedicada a la ciencia

  • Importantes días de abril para lectores y autores cubanos

  • Juan Cristóbal Gundlach, ¿un científico cubano o alemán?

  • Día Mundial de Lucha contra la Tuberculosis

  •  
    Subir
     
     
        Envíe su Comentario
    * Todos los datos son obligatorios.  
    * Nombre:
    * País:
    Normas

    Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

    No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

    Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
    * Correo Electrónico:
    Publicar Correo
      
        * Mensaje:

     


    "La noción del bien flota sobre todo, y no naufraga jamás"  

    José Martí  
    ... otras frases >>  

     
     
      
      MENÚ ________________
      Portada  
    Mapa del Sitio  
    Frecuencias  
    Noticias  
    Exclusivas  
    Curiosidades  
    Gotas del saber  
    Coberturas  
    Galería  
    De Cuba y El Mundo  
    Leyendas  
    De La Luna  
      
    ________________________________
      
     
      NUBE DE ETIQUETAS 
    Artes Plásticas Ballet Nacional de Cuba Cine Cuba Danza EGREM Fidel Castro huracán Irma ICAIC ISA Literatura Música Orquesta Sinfónica Nacional Teatro UNEAC
      
    ________________________________

    ___________________________________________________________________________________________________________________________
     
       Radio Enciclopedia. Dirección postal: Edificio N, Calle N, entre 23 y 21, Vedado, La Habana, Cuba. Código Postal: 10400.
       Desarrollado por Redacción Digital Radio Enciclopedia Diseñado para IE4 y NC4, Res: 1024 x 768

       © Copyright Radio Enciclopedia, 2011
    Directora General: Ing. Luisa Márquez Echevarria
    Correo: lmarquez@renciclopedia.icrt.cu
    Teléfonos: (53 - 7) 8361882, 8361883.