Radio Enciclopedia. Una emisora para todos los momentos de la vida.
Frecuencias de Radio EnciclopediaRadio Enciclopedia Radio Enciclopedia
      Actualizado: 2018.08.15 - 21:03:33
   ENGLISH 
   Canal RSS  
Canal RSS - Radio Enciclopedia
   Podcast  
Podcast - Radio Enciclopedia
   
  
  PORTADA ENCICLOPEDIA   >>  EXCLUSIVAS 
_____________________________________________________________________________________

Fidel Castro: “Hágase más racional la vida humana”

Publicado: 2016.08.10 - 12:32:31   /  web@radiorebelde.icrt.cu  /  Dra. Ana Teresa Badía Valdés
  

Fidel Castro: “Hágase más racional la vida humana”

“Una importante especie biológica está en riesgo de desaparecer por la rápida y progresiva liquidación de sus condiciones naturales de vida: el hombre. (…) Ahora tomamos conciencia de este problema cuando casi es tarde para impedirlo”.

Así expresó el líder de la Revolución cubana Fidel Castro en uno de los discursos más brillantes que se le ha escuchado a un Jefe de Estado. Fue en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo, Río de Janeiro, Brasil, 12 de junio de 1992. Allí acusó a las sociedades de consumo por la atroz destrucción del medio ambiente. En su opinión, ellas nacieron de las antiguas metrópolis coloniales y de políticas imperiales que, a su vez, “engendraron el atraso y la pobreza que hoy azotan a la inmensa mayoría de la humanidad”.

En aquel análisis culpó a ese mismo orden económico perverso de haber envenenado a mares y ríos, de la contaminación del aire, de los irreversibles daños a la capa de ozono, y de la alteración de las condiciones climáticas con efectos catastróficos. “Los bosques desaparecen, los desiertos se extienden, miles de millones de toneladas de tierra fértil van a parar cada año al mar. Numerosas especies se extinguen. La presión poblacional y la pobreza conducen a esfuerzos desesperados para sobrevivir aun a costa de la naturaleza. No es posible culpar de esto a los países del Tercer Mundo, colonias ayer, naciones explotadas y saqueadas hoy por un orden económico mundial injusto”.

Con excepcional visión anticipó que “todo lo que contribuya hoy al subdesarrollo y la pobreza constituye una violación flagrante de la ecología. Decenas de millones de hombres, mujeres y niños mueren cada año en el Tercer Mundo a consecuencia de esto, más que en cada una de las dos guerras mundiales”.

El intercambio desigual, el proteccionismo y la deuda externa agreden la ecología y propician la destrucción del medio ambiente, añadía. “Si se quiere salvar a la humanidad de esa autodestrucción, hay que distribuir mejor las riquezas y tecnologías disponibles en el planeta. Menos lujo y menos despilfarro en unos pocos países para que haya menos pobreza y menos hambre en gran parte de la Tierra”.

¿Qué es lo que impide dedicar de inmediato esos recursos a promover el desarrollo del Tercer Mundo y combatir la amenaza de destrucción ecológica del planeta?, se preguntaba entonces Fidel para concluir con una de las sentencias más recordadas en una intervención sobre el tema: “Hágase más racional la vida humana. Aplíquese un orden económico internacional justo. Utilícese toda la ciencia necesaria para un desarrollo sostenido sin contaminación. Páguese la deuda ecológica y no la deuda externa. Desaparezca el hambre y no el hombre. Cesen los egoísmos, cesen los hegemonismos, cesen la insensibilidad, la irresponsabilidad y el engaño. Mañana será demasiado tarde para hacer lo que debimos haber hecho hace mucho tiempo”.

En las concepciones fidelistas sobre el medio ambiente no faltó la visión integral del fenómeno. Desde esa perspectiva, conservar el entorno pasa no solo por la expresión no solo de nuestros valores culturales y humanos, sino por la de nuestras propias vidas: “(...) el hombre transforma la naturaleza a medida que se desarrolla, a medida que crece su técnica; el hombre revoluciona la naturaleza, mas la naturaleza tiene sus leyes, y la naturaleza no se puede revolucionar impunemente. Y es necesario considerar esas leyes como un conjunto, es necesario e imprescindible y vital no olvidar ninguna de esas leyes”.

Visionario de su tiempo, en el discurso pronunciado en las honras fúnebres de André Voisin, en 1964, alertaba: “si somos islas a unos cuantos metros sobre el mar, nos preguntamos qué ocurrirá cuando las aguas suban de nivel y si podremos enfrentar las sequías, los ciclones y demás catástrofes climáticas que nos esperan”.

Similar preocupación reiteraba en su intervención durante el acto de clausura del V Congreso de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM) en 1981:

“Pasan rápido 20 años y (...) estamos conscientes de los problemas que esperan al mundo en las décadas futuras, en todos los sentidos; la población creciente, que alcanzará más de 6 000 millones de habitantes; los problemas de la alimentación, del agua, los recursos naturales, la contaminación, los problemas del subdesarrollo que se proyectan hacia los años futuros para una gran parte de la humanidad (...) pienso realmente que para el hombre enfrentarse a estos problemas será un reto muy serio”.

Esa preocupación por la supervivencia de la especie humana también ocupó espacio en su intervención durante la velada solemne con motivo del XXV Aniversario del triunfo de la Revolución en Santiago de Cuba en 1984. Allí manifestó: “Son muchos los que razonan con sólidos fundamentos científicos que la humanidad no podrá sobrevivir a una guerra nuclear total, no solo por la destrucción directa, sino por la contaminación de las aguas, la tierra y la atmósfera y los colosales desastres ecológicos que traería consigo. Alguien dijo que los sobrevivientes envidiarían a los muertos”.

 
 
|

Otros artículos del autor (a)

  • Fidel Castro: “un buen libro puede quitarme el sueño”

  • El Programa del Moncada, “hasta vencer o morir”

  • Martí y Bolívar, ideales en dos tiempos

  • Fidel, noventa años de un joven

  • La hostil OEA de siempre

  •  
    Subir
     
     
        Envíe su Comentario
    * Todos los datos son obligatorios.  
    * Nombre:
    * País:
    Normas

    Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

    No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

    Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
    * Correo Electrónico:
    Publicar Correo
      
        * Mensaje:

     


    "En los pueblos libres, el derecho ha de ser claro. En los pueblos dueños de sí mismos, el derecho ha de ser popular"  

    José Martí  
    ... otras frases >>  

     
     
      
      MENÚ ________________
      Portada  
    Mapa del Sitio  
    Frecuencias  
    Noticias  
    Exclusivas  
    Curiosidades  
    Gotas del saber  
    Coberturas  
    Galería  
    De Cuba y El Mundo  
    Leyendas  
    De La Luna  
      
    ________________________________
      
     
      NUBE DE ETIQUETAS 
    2018 Artes Plásticas Ballet Nacional de Cuba ciencia Cine Concierto Cuba Cultura Danza EGREM Enciclopedia Fidel Castro Homenaje huracán Irma ICAIC ISA leyendas Literatura medio ambiente Música Orquesta Sinfónica Nacional Teatro tecnología UNEAC Unesco
      
    ________________________________

    ___________________________________________________________________________________________________________________________
     
       Radio Enciclopedia. Dirección postal: Edificio N, Calle N, entre 23 y 21, Vedado, La Habana, Cuba. Código Postal: 10400.
       Desarrollado por Redacción Digital Radio Enciclopedia Diseñado para IE4 y NC4, Res: 1024 x 768

       © Copyright Radio Enciclopedia, 2011
    Directora General: Ing. Luisa Márquez Echevarria
    Correo: lmarquez@renciclopedia.icrt.cu
    Teléfonos: (53 - 7) 8361882, 8361883.