Radio Enciclopedia. Una emisora para todos los momentos de la vida.
      Actualizado: 2018.11.12 - 20:56:39
   ENGLISH 
   Canal RSS  
Canal RSS - Radio Enciclopedia
   Podcast  
Podcast - Radio Enciclopedia
   
  
  PORTADA ENCICLOPEDIA   >>  EXCLUSIVAS 
_____________________________________________________________________________________

Los Di Celmo entre los más activos defensores de los Cinco

Publicado: 2013.09.04 - 09:43:13   /  web@renciclopedia.icrt.cu  /  Acela A. Caner Román
  

Giustino: foto de la campaña en Italia por la libertad de los Cinco y la foto del primer encuentro de Giustino con el heroe René Gonzalez

Hace 16 años, el 4 de septiembre de 1997, una bomba colocada en el hotel Copacabana por un mercenario salvadoreño contratado por Luis Posada Carriles, cobró la vida de Fabio Di Celmo, un joven italiano que amablemente se despedía de unos amigos.

El tiempo transcurrido no ha menguado el dolor de la familia Di Celmo. Cada día que pasa en ellos crece la pena por la muerte de Fabio y su indignación por la impunidad que gozan los terroristas de la mafia miamense, especialmente Posada Carriles, organizador confeso del crimen.

La historia del asesinato de Fabio Di Celmo demuestra fehacientemente el estado de necesidad que impulsó a Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Fernando González, Ramón Labañino y a René González a realizar una labor de inteligencia dentro de grupúsculos terroristas en los Estados Unidos de América.

René González, Olga Salanueva y Giustino Di Celmo.Una carta escrita por René González, el 10 de junio de 2004, a un compañerito del hijo de su hermano Roberto, fundamenta cómo los actos terroristas contra las instalaciones turísticas cubanas que provocaron el asesinato de Fabio, explican el porqué de la misión de los Cinco:

Si supongo bien, en el año 1997, tú andarías por los siete u ochos años. Si ya compartías la escuela con Robertico puedo asumir que vivirías en la misma zona y estarías en segundo o tercer grado, en alguna escuela no muy lejos de donde vive mi sobrino.

Cerca de allí están el Hotel Capri y el Hotel Nacional. ¿Recuerdas las bombas que explotaron allí, causando destrozos materiales y heridas a personas inocentes? Otras estallaron en lugares más distantes de la capital, provocando una de ellas la muerte del joven italiano Fabio Di Celmo, evento del que seguramente conoces.

Todo esto se planificó desde Miami, donde yo me encontraba junto a mis cuatro compañeros cumpliendo la misión de evitar cosas como esas. Pero esas explosiones son solo uno de los últimos capítulos que comenzó tan pronto el pueblo cubano hizo la Revolución.

No sé dónde tú estabas cuando estallaron aquellas bombas en tu vecindario. Quisiera pensar que estabas en alguna otra parte, quizá de paseo o algo así, y que no pasaste por el sobresalto de las explosiones, la conmoción de las personas, la alarma, el susto y que no tuviste que escuchar luego las sirenas de los camiones de bomberos y las ambulancias.

Cuando vi las imágenes de los cristales rotos en el Capri pensé inmediatamente en mis sobrinos, en los niños del barrio, en los cubanos todos y me invadió la rabia de no haber podido evitarlo y la rabia también de ver el júbilo insano que aquellos crímenes despertaron en algunas almas perdidas al norte del estrecho de La Florida.

Livio Di Celmo, hermano de Fabio, en la lucha por los Cinco.Sé que no podemos abarcarlo todo, que esto es una batalla colectiva en la que cada uno hace su parte. A pesar de no haber podido evitar aquello estoy satisfecho la parte mía y, si al menos pude evitar a un cubano un sobresalto, una lágrima a una madre, la viudez de una esposa o la orfandad de un solo niño; tal vez con decirte esto último en un solo párrafo hubiera sido, después de todo, suficiente. Razón de sobra para este modesto sacrificio.

Giustino y Livio Di Celmo –padre y hermano de Fabio, respectivamente-, no han cesado de reclamar justicia. Fue así como, tan pronto conocieron que cinco cubanos se hallaban encarcelados por tratar de evitar actos similares al que destrozó la vida de Fabio, los Di Celmo ocuparon un puesto de vanguardia entre los más activos defensores de la liberación de los Cinco.

 
 
|

Otros artículos del autor (a)

  • El Sitial Moncada, un tesoro de historia en Cayo Hueso

  • Mario Mencía: El Moncada, grito redentor que nos acompaña por siempre

  • Socialistas ayer, hoy y siempre

  • Mariposas que vienen y van por la libertad de los Cinco

  • Patrimonio de Cuba en la Memoria del Mundo

  •  
    Subir
     
     
        Envíe su Comentario
    * Todos los datos son obligatorios.  
    * Nombre:
    * País:
    Normas

    Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

    No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

    Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
    * Correo Electrónico:
    Publicar Correo
      
        * Mensaje:

     


    "La razón es nuestro escudo"  

    José Martí  
    ... otras frases >>  

     
     
      
      MENÚ ________________
      Portada  
    Mapa del Sitio  
    Frecuencias  
    Noticias  
    Exclusivas  
    Curiosidades  
    Gotas del saber  
    Coberturas  
    Galería  
    De Cuba y El Mundo  
    Leyendas  
    De La Luna  
      
    ________________________________
      
     
      NUBE DE ETIQUETAS 
    2018 Artes Plásticas Ballet Nacional de Cuba ciencia Cine Concierto Cuba Cultura Danza EGREM Enciclopedia Fidel Castro Homenaje ICAIC ISA leyendas Literatura medio ambiente Música Orquesta Sinfónica Nacional Teatro tecnología UNEAC Unesco
      
    ________________________________

    ___________________________________________________________________________________________________________________________
     
       Radio Enciclopedia. Dirección postal: Edificio N, Calle N, entre 23 y 21, Vedado, La Habana, Cuba. Código Postal: 10400.
       Desarrollado por Redacción Digital Radio Enciclopedia Diseñado para IE4 y NC4, Res: 1024 x 768

       © Copyright Radio Enciclopedia, 2011
    Directora General: Ing. Luisa Márquez Echevarria
    Correo: lmarquez@renciclopedia.icrt.cu
    Teléfonos: (53 - 7) 8361882, 8361883.