Radio Enciclopedia. Una emisora para todos los momentos de la vida.
Frecuencias de Radio EnciclopediaRadio Enciclopedia Radio Enciclopedia
      Actualizado: 2017.11.20 - 09:44:33
   ENGLISH 
   Canal RSS  
Canal RSS - Radio Enciclopedia
   Podcast  
Podcast - Radio Enciclopedia
   
  
  PORTADA ENCICLOPEDIA   >>  EXCLUSIVAS 
_____________________________________________________________________________________

Mariana Grajales, una vida ejemplar (X)

Publicado: 2015.06.07 - 22:29:37   /  web@radiorebelde.icrt.cu  /  Dra. Ana Teresa Badía Valdés
  

Busto a Mariana Grajales, la madre de los MaceoLa han llamado “La Madre de los Maceo”, “La Madre de todos los cubanos”, “La Madre de la Patria” y el Héroe Nacional José Martí nombró “Mariana Maceo”, un apellido asociado a la valentía en Cuba a través de los años.

Cuando se cumpla el bicentenario de Mariana Grajales Cuello, el 12 de julio de 2015, se prevé la proclamación oficial de esa mambisa como “Madre de la Patria”.

Si se revisa la historiografía cubana, existe la denominación de “Padre de la Patria” con la que se distingue a Carlos Manuel de Céspedes del Castillo, como una consecuencia de un hecho ocurrido en la Guerra del 1868. En aquella oportunidad, Céspedes no cedió ante el chantaje del jefe español que había apresado a su hijo Oscar y pretendió cambiar su vida y libertad por la renuncia del padre a las armas.

Carlos Manuel le respondió entonces: “Oscar no es mi único hijo, lo son todos los cubanos que mueren por las libertades patrias.” De ese modo se atribuía la paternidad histórica de todos los cubanos independentistas. Oscar fue fusilado el 29 de mayo de 1870.

Una actitud de similar entereza siempre tuvo Mariana quien cuando vino al mundo distaba mucho la absoluta abolición de la esclavitud en Cuba.

Aún cuando ella nació libre, porque sus padres, Teresa Cuello Zayas y José Grajales Matos, eran mulatos, y ni siquiera habían sufrido ese flagelo, conoció de la inhumana situación de los esclavos en Santo Domingo a partir de los relatos de sus padres.

Las injusticias impuestas por la época, el desprecio a su raza y las crueldades en el trato a los esclavos, contribuyeron a formar en ella un sentimiento de rebeldía que crecía en la medida en que sabía de los movimientos conspirativos contra los colonialistas opresores. De manera paulatina fue aumentando su sentimiento de repulsa hacia el régimen colonialista imperante y sus ideas libertarias.

Sus hijos crecieron escuchando las anécdotas de la madre sobre el tema de la esclavitud. Mientras que el padre se encargaba de enseñarles a manejar del machete y a afinar la puntería. De acuerdo con el historiador Eduardo Torres Cuevas, en aquel hogar estuvieron los cimientos del alimento espiritual de las fuerzas morales que sustentaban a Antonio y a sus hermanos.

A través del tiempo, Mariana, se fue forjando como una mujer recia, de principios rectos, trabajadora incansable y con una inteligencia natural, vivaz y ágil.

La historia recoge sus palabras cuando ante la petición de un insurrecto de cual de los hijos le daba para la contienda, ella va a un cuarto, toma un crucifijo, regresa y dice:“De rodillas todos, padres e hijos, delante de Cristo, que fue el primer hombre liberal que vino al mundo, juremos libertar la patria o morir por ella”.

Mariana es descrita de la siguiente manera en un artículo en la revista Bohemia del 10 de diciembre de 1944: “(…) pasaba de los cincuenta y cinco , robusta, de regular estatura, más bien baja, nerviosa, de movimientos ligeros, resuelta de tal manera, que contrastaba con el carácter de su esposo (…). Él era más sereno”.

También su nuera María Cabrales, esposa de Antonio Maceo, dejó escrito sobre el momento en el cual Mariana le dijo al marido mientras disponía las cosas para los hijos que marcharían al monte: “Y tú, Marcos, ocúpate de acotejar las cosas, que aquí todos estamos en guerra”.

Ni un instante de flaqueza. Durante la vida insurrecta, vivió en cuevas y otros parajes similares a los de los cimarrones, cruzó ríos, y subió empinadas montañas.

Se levantó estoicamente por sobre el dolor cuando vio morir por falta de alimentos y medicinas a la primogénita de Antonio Maceo, la primera nieta, y a su segundo nieto siete días después de nacer.

Mariana Grajales nos llega en este siglo XXI como la madre de todos, como la madre de la Patria cubana.

 
 
|

Otros artículos del autor (a)

  • Mariana Grajales, una vida ejemplar (IX)

  • Y se venció al fascismo

  • Mariana Grajales, una vida ejemplar (VIII)

  • Mariana Grajales, una vida ejemplar (VII)

  • Para entender la democracia cubana

  •  
    Subir
     
     
        Envíe su Comentario
    * Todos los datos son obligatorios.  
    * Nombre:
    * País:
    Normas

    Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

    No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

    Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
    * Correo Electrónico:
    Publicar Correo
      
        * Mensaje:

     


    "La noción del bien flota sobre todo, y no naufraga jamás"  

    José Martí  
    ... otras frases >>  

     
     
      
      MENÚ ________________
      Portada  
    Mapa del Sitio  
    Frecuencias  
    Noticias  
    Exclusivas  
    Curiosidades  
    Gotas del saber  
    Coberturas  
    Galería  
    De Cuba y El Mundo  
    Leyendas  
    De La Luna  
      
    ________________________________
      
     
      NUBE DE ETIQUETAS 
    Artes Plásticas Ballet Nacional de Cuba Cine Cuba Danza EGREM Fidel Castro huracán Irma ICAIC ISA Literatura Música Orquesta Sinfónica Nacional Teatro UNEAC
      
    ________________________________

    ___________________________________________________________________________________________________________________________
     
       Radio Enciclopedia. Dirección postal: Edificio N, Calle N, entre 23 y 21, Vedado, La Habana, Cuba. Código Postal: 10400.
       Desarrollado por Redacción Digital Radio Enciclopedia Diseñado para IE4 y NC4, Res: 1024 x 768

       © Copyright Radio Enciclopedia, 2011
    Directora General: Ing. Luisa Márquez Echevarria
    Correo: lmarquez@renciclopedia.icrt.cu
    Teléfonos: (53 - 7) 8361882, 8361883.