Radio Enciclopedia. Una emisora para todos los momentos de la vida.
Frecuencias de Radio EnciclopediaRadio Enciclopedia Radio Enciclopedia
      Actualizado: 2017.11.08 - 11:31:11
   ENGLISH 
   Canal RSS  
Canal RSS - Radio Enciclopedia
   Podcast  
Podcast - Radio Enciclopedia
   
  
  PORTADA ENCICLOPEDIA   >>  GOTAS DEL SABER  
_____________________________________________________________________________________

Isaac Newton, una vida asombrosa dedicada a la ciencia

Publicado: 2017.04.05 - 18:43:24   /  alinaig@enet.cu  /  Alina Iglesias Regueyra
  

Isaac Newton, una vida asombrosa dedicada a la ciencia Puedo predecir el movimiento de los cuerpos celestes, pero no la locura de la gente.

Sir Isaac Newton, 1721.


En 2017 se cumplen 375 años del nacimiento de uno de los más extraordinarios científicos del mundo: el inglés Isaac Newton.

Aunque algunas fuentes señalan como día de su natalicio el 4 de enero de 1643, se registra como fecha original el 25 de diciembre de 1642, Navidad, pues el calendario usado era el juliano. Su nacimiento tuvo lugar en la localidad de Woolsthorpe, Lincolnshire.

Supuestamente fue un bebé prematuro y pocos familiares tuvieron la esperanza de que viviera mucho. El tiempo demostraría lo contrario, pues según las estadísticas, en aquella época, pasar de los 80 años era casi un milagro.

Sus padres fueron Isaac Newton y Hannah Ayscough, campesinos ambos. El progenitor falleció meses antes de su nacimiento y su madre pronto volvió a casarse, dejó al niño con la abuela y se marchó. Con aquella vivió hasta la muerte de su padrastro diez años después.

De todas formas, Isaac no fue un niño que gozó del amor de su familia. Los abuelos no eran cariñosos y tuvo dos hermanos maternos, menores que él, con quienes apenas compartió juegos por la lejanía y porque fue enviado a estudiar en el Colegio del Rey (The King's School), en Grantham, a los doce años, tras el regreso de su progenitora.

Sin embargo, fue esta una etapa favorable y provechosa para él, pues hizo lo que amaba. Estudió latín, griego, geometría y aritmética. Tuvo un excelente profesor. Se acercó además a la filosofía natural y a la teología.

En la escuela también se formó como inventor: lo mismo fabricaba casitas y juguetes mecánicos y cometas para niñas y niños menores; que tinta, relojes de sol, linternas y molinos de viento para sus experimentos. Sus altas capacidades intelectuales provocaban la envidia de sus coetáneos y participó sin amilanarse en no pocas trifulcas, la mayoría de las cuales vencía. Por eso tuvo pocos amigos y prefirió la compañía femenina, que lo calmaba.

La Universidad de Cambridge lo recibió a los dieciocho años, pero Newton no fue muy disciplinado con la asistencia a clases: su refugio era la biblioteca. Se graduó entonces del Trinity College a duras penas, pues solo leía libros de filosofía natural y matemáticas, y cuestionaba duramente algunos postulados de la fe católica, al creer solamente en un Dios único.

Antes de los treinta años, Newton había leído en latín las obras científicas de William Oughtred, René Descartes, Johannes Kepler, John Wallis, entre otros que le servirían de base a sus investigaciones sobre las series infinitas, el teorema del binomio y otros argumentos matemáticos que lo ocuparon durante su carrera.

En los años sucesivos devora los trabajos de Galileo Galilei, Pierre de Fermat, Christian Huygens y otros físicos, y supera rápidamente a su profesor Isaac Barrow, quien llega a pedirle ayuda para cuestiones profesionales.

Newton descubre los principios del cálculo diferencial e integral hacia 1666, paralelamente con Leibniz, y en años sucesivos profundiza en este tema, intercambiando resultados con el científico alemán, aunque la relación llega a transformarse con el tiempo en una desagradable rivalidad.

Le preocupan, además, la geometría y la óptica, y envía a la Royal Society algunos de sus descubrimientos y un telescopio que suscita tanto interés como críticas. Comienzan así también sus disputas con Robert Hooke, a quien lo unirá una acendrada enemistad.

Es nombrado presidente de la Royal Society, cargo en el que se le recuerda con severidad por sus discusiones y venganzas. Se considera retado por Hooke y pone manos a la obra para conformar el que ha sido considerado el texto más importante de la historia de la ciencia: Principios Matemáticos de la Filosofía Natural.

Newton también experimenta con la Alquimia, disciplina que precedió a la Química, cuyos resultados emplea para curarse sus propias enfermedades. En 1680 empieza su más extenso escrito alquímico, Index Chemicus, de cien páginas, terminado a finales de siglo.

A los 40 años, Newton sufre una profunda depresión que comunica en privado a su amigo, el filósofo John Locke. Investigaciones recientes confirman que fue causada por envenenamiento con mercurio, provocado quizás por la automedicación. Se aleja de Cambridge hacia Londres, donde lo precede su fama y llega a ocupar con el tiempo cargos importantes en el gobierno. Tanto es así que en 1705 es nombrado caballero por la reina Ana, distinción por los servicios prestados a su patria.

Tras evadir los problemas de salud, prosigue sus estudios alquímicos, plasmados en obras propias que él mismo traduce luego. En 1692 escribe dos ensayos, en uno de los cuales argumenta la acción de los ácidos a partir de las propiedades de sus moléculas. Este constituye una de las primeras investigaciones físico-químicas de que se tenga noticia en el ámbito científico.

En 1704, aparece su obra más importante sobre óptica, Opticks y aunque se adelantó genialmente a su tiempo, fue incomprendido y desacreditado. Newton propone en ella su hipótesis sobre la naturaleza corpuscular de la luz, y abunda en los efectos que la caracterizan, como la refracción, la reflexión y la dispersión. No será hasta inicios del siglo XX, cuando Max Planck y Albert Einstein ratifiquen la afirmación newtoniana: la luz es onda y partícula a la vez, postulado relevante para el desarrollo ulterior de la mecánica cuántica. Por esta razón también es un error calificar a Einstein como negador de las ideas de Isaac Newton.

Su sin par descubrimiento de la Ley de la Gravitación Universal en 1685, basado en las tres leyes de Kepler y en sus propias tres Leyes de la Dinámica o del Movimiento Mecánico, explicó las causas y efectos de la atracción y la repulsión entre los cuerpos celestes.

En sus últimos años, Isaac Newton sufrió padecimientos renales, debido a los cuales murió la noche del 20 de marzo, según el calendario juliano, o el 31 de marzo de 1727, según el gregoriano, en Kensington, Londres. Sus restos yacen en la abadía de Westminster, un honor que ostentan pocos británicos.

Su insaciable curiosidad científica quedó reflejada para la posteridad en esta hermosa frase que trasluce impotencia y humildad a la vez:

“No sé cómo puedo ser visto por el mundo, pero en mi opinión, me he comportado como un niño que juega al borde del mar, que se divierte buscando de vez en cuando una piedra más pulida y una concha más bonita de lo normal, mientras que el gran océano de la verdad se exponía ante mí completamente desconocido.”


Recordatorio:


Las tres leyes de Newton, del movimiento mecánico, o de la dinámica.

1. Primera ley de Newton o ley de la inercia: Todo cuerpo permanece en reposo o con movimiento rectilíneo y uniforme, si no se le aplican fuerzas externas que provoquen un cambio de estado en él. Esta idea ya había sido esbozada previamente por Galileo.

2. Segunda ley de Newton o ley de la fuerza: Cuando se aplican fuerzas a un cuerpo de masa M se produce aceleración en él. Se formula como sumatoria de fuerzas externas es igual al producto de la masa por la aceleración. Se representa mediante un diagrama de fuerzas, gráfico donde se plasman todos los vectores que inciden sobre el objeto: normal, gravedad, rozamiento, entre otros.

3. Tercera ley de Newton o ley de acción y reacción: Toda acción provoca siempre una reacción de igual magnitud, pero dirigida en sentido opuesto.


Fuentes consultadas:

https://es.wikipedia.org/wiki/Isaac_Newton

www.biografiasyvidas.com/monografia/newton/
 

 
 
   
|

Otros artículos del autor

  • Importantes días de abril para lectores y autores cubanos

  • Juan Cristóbal Gundlach, ¿un científico cubano o alemán?

  • Día Mundial de Lucha contra la Tuberculosis

  • Emil Adolf von Behring, cien años de su paso a la eternidad

  • La leyenda de Guillermo Tell

  •  
    Subir
     
        Envíe su Comentario
    * Todos los datos son obligatorios.  
    * Nombre:
    * País:
    Normas

    Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

    No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

    Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
    * Correo Electrónico:
    Publicar Correo
      
        * Mensaje:

     


    "La noción del bien flota sobre todo, y no naufraga jamás"  

    José Martí  
    ... otras frases >>  

     
     
      
      MENÚ ________________
      Portada  
    Mapa del Sitio  
    Frecuencias  
    Noticias  
    Exclusivas  
    Curiosidades  
    Gotas del saber  
    Coberturas  
    Galería  
    De Cuba y El Mundo  
    Leyendas  
    De La Luna  
      
    ________________________________
      
     
      NUBE DE ETIQUETAS 
    Artes Plásticas Ballet Nacional de Cuba Cine Cuba Danza EGREM Fidel Castro huracán Irma ICAIC ISA Literatura Música Orquesta Sinfónica Nacional Teatro UNEAC
      
    ________________________________

    ___________________________________________________________________________________________________________________________
     
       Radio Enciclopedia. Dirección postal: Edificio N, Calle N, entre 23 y 21, Vedado, La Habana, Cuba. Código Postal: 10400.
       Desarrollado por Redacción Digital Radio Enciclopedia Diseñado para IE4 y NC4, Res: 1024 x 768

       © Copyright Radio Enciclopedia, 2011
    Directora General: Ing. Luisa Márquez Echevarria
    Correo: lmarquez@renciclopedia.icrt.cu
    Teléfonos: (53 - 7) 8361882, 8361883.