Radio Enciclopedia. Una emisora para todos los momentos de la vida.
Frecuencias de Radio EnciclopediaRadio Enciclopedia Radio Enciclopedia
      Actualizado: 2017.11.20 - 14:37:35
   ENGLISH 
   Canal RSS  
Canal RSS - Radio Enciclopedia
   Podcast  
Podcast - Radio Enciclopedia
   
  
  PORTADA ENCICLOPEDIA   >>  LEYENDAS  
_____________________________________________________________________________________

Fragmentos de la historia de amor entre Abelardo y Eloisa

Publicado: 2013.11.12 - 14:09:28   /  web@renciclopedia.icrt.cu  /  Alfredo Zamora
  

Tumba de Eloísa y Abelardo en París
Localización de la tumba de los amantes del medioevo Abelardo y Eloísa: Cementerio de Père-Lachaise, París.

La historia de amor entre Abelardo y Eloisa ocurre en la Francia del siglo XII. Eloísa es una joven de dieciséis años, que vive bajo la tutoría y cuidado de su tío Fulberto (canónigo de la catedral de París), quien contrata a Abelardo (reconocido filósofo de treinta y siete años) para que la instruya.

Abelardo y Eloísa se enamoran y, tras unos meses, ella queda embarazada, motivo por el cual Fulberto entra en malos tratos con el maestro. Abelardo decide subsanar esta relación casándose con Eloísa, a pesar de la renuencia que ésta manifiesta ante el matrimonio.

Las nupcias se celebran en secreto y los amantes mantienen oculta su condición. Pero Fulberto no considera suficientemente reparado el honor de su sobrina y sale a pregonar la noticia de la boda. Ella, para proteger a su marido (a quien le serían negados los rangos eclesiásticos de divulgarse la relación) niega el matrimonio, dejando así a su tío en ridículo frente a la comunidad.

Fulberto, por consiguiente, comienza a maltratar a su sobrina, por lo que Abelardo la envía al monasterio de Argentuil. Creyendo el tío que Abelardo la secuestra y oculta para proteger su perfil académico, decide tomar venganza de ambos y manda a castrar al amante.

Ante su sufrimiento, Abelardo confina a Eloisa al claustro para protegerla… luego, él hace lo mismo. Ella toma los votos al dar a luz a un niño, cuyo amor y cuidados le fue negado, aún siendo tan solo un bebé.

Poco a poco se hizo distante el amor entre Abelardo y Eloisa. No se volvieron a ver jamás los amantes. Ella no sabía nada de la castración de él, hasta que inesperadamente llega una carta a sus manos.

Con el alma oprimida y el corazón adolorido, Eloisa conoce de las desdichas de su amado. Se lamenta profundamente e inicia entonces la correspondencia entre ambos. Es a través de las cartas que se comunican durante el resto de sus vidas.

“Procuro, cuanto menos, ocultar mi caída a las vírgenes que confiaste a mi cuidado. Todas admiran mi virtud; pero si sus ojos penetrasen hasta lo íntimo de mi corazón ¿qué cosas no descubrirían? Allí, verían amotinadas mis pasiones, y que yo, gobernándolas a ellas, no puedo gobernarme a mí misma. Esta criminosa ficción es loable de algún modo; así no causo escándalo a las gentes del siglo, tan propensas a formar malos juicios…”.

Así escribió Eloisa a Abelardo en unas de sus misivas. Él, muy conmovido le responde a su amada: “El mundo que comúnmente se engaña en sus juicios, me cree sosegado; y como si no hubiera amado en ti sino la satisfacción de mis sentidos, piensan que te he olvidado. ¡Qué grosero error! Sin duda creo que imaginaron que el dolor y vergüenza de verme cruelmente maltratado me hacían abandonar el siglo; como si mi amor, ingenioso en buscar contentamiento, no fuera capaz de inventar mil placeres tan sensibles como el de que me privó Fulberto”.

El testimonio del amor que Abelardo siente por Eloísa no sólo quedó plasmado en las cartas, sino también en su biografía “Historia de mis desventuras”, escrita en el año 1132.
Y el amor de Eloisa por Abelardo, quedó tatuado para siempre en una frase escrita en una de sus cartas cundo lo llama “su único”.

Solo la muerte vuelve a reunir a los amantes. Abelardo muere primero y después de mucha negociación, Eloísa logra que le entreguen los restos para darle sepultura. Ella muere dos décadas más tarde, y deja dispuesto que se le entierre junto a su amado y que se plante un rosal sobre sus cuerpos.

 
 
   
|

Otros artículos del autor

  • El amor entre Liu y Xu, un caso real de la legendaria China

  • Cartas de amor escritas por personalidades de la historia universal

  • Henri Toulouse-Lautrec, el amor y sus famosas bailarinas

  • Cartas de amor de grandes personalidades de la historia. (II)

  • Cartas de amor de grandes personalidades de la historia (I)

  •  
    Subir
     
        Envíe su Comentario
    * Todos los datos son obligatorios.  
    * Nombre:
    * País:
    Normas

    Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

    No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

    Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
    * Correo Electrónico:
    Publicar Correo
      
        * Mensaje:

     


    "La noción del bien flota sobre todo, y no naufraga jamás"  

    José Martí  
    ... otras frases >>  

     
     
      
      MENÚ ________________
      Portada  
    Mapa del Sitio  
    Frecuencias  
    Noticias  
    Exclusivas  
    Curiosidades  
    Gotas del saber  
    Coberturas  
    Galería  
    De Cuba y El Mundo  
    Leyendas  
    De La Luna  
      
    ________________________________
      
     
      NUBE DE ETIQUETAS 
    Artes Plásticas Ballet Nacional de Cuba Cine Concierto Cuba Cultura Danza EGREM Fidel Castro Homenaje huracán Irma ICAIC ISA Literatura Música Orquesta Sinfónica Nacional Teatro UNEAC
      
    ________________________________

    ___________________________________________________________________________________________________________________________
     
       Radio Enciclopedia. Dirección postal: Edificio N, Calle N, entre 23 y 21, Vedado, La Habana, Cuba. Código Postal: 10400.
       Desarrollado por Redacción Digital Radio Enciclopedia Diseñado para IE4 y NC4, Res: 1024 x 768

       © Copyright Radio Enciclopedia, 2011
    Directora General: Ing. Luisa Márquez Echevarria
    Correo: lmarquez@renciclopedia.icrt.cu
    Teléfonos: (53 - 7) 8361882, 8361883.