Radio Enciclopedia. Una emisora para todos los momentos de la vida.
Frecuencias de Radio EnciclopediaRadio Enciclopedia Radio Enciclopedia
      Actualizado: 2017.11.20 - 14:37:35
   ENGLISH 
   Canal RSS  
Canal RSS - Radio Enciclopedia
   Podcast  
Podcast - Radio Enciclopedia
   
  
  PORTADA ENCICLOPEDIA   >>  LEYENDAS  
_____________________________________________________________________________________

La historia romántica y lírica de la bayamesa Liana de Lux

Publicado: 2015.04.12 - 12:49:32   /  web@renciclopedia.icrt.cu  /  Lázaro Sarmiento Sánchez
  

María Luisa Milanés Ciudad de Bayamo, principios del siglo XX. Desde una inmensa ventana, abierta a la noche, se escucha el sonido de un piano en la distancia... a la vista, un lienzo con un paisaje campestre… en la mesita de noche: una tenue luz con una tasa de infusión humeante, un mazo de papel, una pluma con su tintero y un frasco de Vetiver… entre sobras y penas la silueta de una muchacha, que en voz baja y entrecortada, recita tormentosos versos.

¡Qué versos aquellos!, que tristes versos salidos de un alma generosa y limpia:

Ya decidí, me voy, rompo los lazos
que me unen a la vida y a sus penas.
Hago como Espartaco;
me yergo destrozando las cadenas
que mi existir tenían entristecido,
miro al mañana y al ayer y clamo:
¡Para mayores cosas he nacido
que para ser esclava y tener amo!
El mundo es inmóvil; enloda, ultraja,
apresa, embota, empequeñece, baja
todo nivel moral; su hipocresía
hace rastrera el alma más bravía.
¡Y ante el cieno y la baba, ante las penas
rompo, como Espartaco, mis cadenas!

Dicen que estos fueron los últimos versos que recitó en la soledad de la noche la poetisa Liana de lux, seudónimo con el que firmaba sus poemas la bayamesa María Luisa Milanés, una mujer que reeditó en la poesía cubana el drama de la mujer, sometida a las restricciones de su tiempo y que escogió la muerte como forma de liberación, hasta cortar de golpe todos los vínculos con una vida marcada por las desavenencias familiares, la infidelidad conyugal y la represión de su espíritu creador.

María Luisa Milanés nació el 15 de julio de 1893, en la finca Hato Abajo, municipio de Jiguaní, próximo a Bayamo. Sus padres fueron María de la Luz García Lorente, notable educadora, y Luis Milanés Tamayo, general de las gestas independentistas cubanas del siglo XIX.

El hecho de pertenecer a la burguesía local, posibilitó que María Luisa Milanés recibiera una esmerada educación. Fue así que estudió historia, filosofía, oratoria, poesía clásica, francés, inglés, latín, y cultivó la música, la pintura y las artes manuales.

Cuentan que fue tormentosa su vida amorosa, muy tormentosa. Se casó, en contra de la voluntad de sus parientes, en septiembre de 1912 con un galán bayamés. El mismo que la rescató de la torre familiar no tardó en convertirse en verdugo y carcelero de otra torre más alta: el matrimonio.

Inspirada fundamentalmente en los motivos de su infelicidad, los siete años que le siguieron conforman su etapa de mayor creación poética, aunque la poesía la visitó siempre en su vertiente más negativa y dolorosa. Su escritura es evasión y catarsis de una inquietud general; en ella no hay esperanza ni ilusión. Del amor nos muestra sólo su costado satánico; cada palabra es el testimonio de una destrucción y su único deseo es de muerte:

¿Qué esperas ya? Me impulsas a buscarte
En el silencio eterno que te envidio
Y a cada rato vienen a anunciarte
Las mariposas negras del suicidio!

Era tan grande la tristeza de María Luisa Milanés que hasta su deseo de morir se nota cansado. Morir y vivir, todo le cuesta. Sin frescura ni ardor de vida, sus palabras son barrotes, mariposas negras posadas sobre la flor de la poesía, derramando una sombra que la obliga a curvar el tallo, pesarosa.

Se nota en sus poemas una invocación y prefiguración al suicidio. En cada verso hay un “cansancio profundo”, el mismo cansancio que la impulsa, impaciente, a buscar “el silencio eterno”.

El 9 de octubre de 1919 María Luisa Milanés se hizo un disparo que tres días más tarde pondría fin a su vida. Dejó inconclusa su autobiografía y sólo llegó a publicar algunos poemas en la revista Orto, bajo el seudónimo Liana de Lux: sinuosidad, verdor que se desprende silencioso en busca de una luz que para ella nacía y moría en la sombra.

Sus restos descansan en paz en el cementerio de Bayamo. Allí, casi en el centro de la necrópolis, encontramos una piedra blanca con una lápida con un epitafio que nos habla casi con su voz desde la sepultura:

Quiero una piedra blanca y no pulida
sobre la tierra que mis huesos cubra,
Sin cruz, que una muy grande arrastré en mi vida.
No quiero que ninguno se descubra
Al detenerse ante la tumba oscura
De quien murió de angustias y amargura.
Ni un nombre, ni una fecha, ni unas flores
Quiero sobre la piedra, ni oraciones
Ni llantos, ni recuerdos; mis amores
Que olviden, y también mis aflicciones,
Los que en vida vieron en voltario
Giro mis pasos por la senda umbría.
¡Silencio y paz para la tumba mía!
¡Por lo menos allí ni un comentario!

 
 
   
|

Otros artículos del autor

  • Lidia Ruslánova y Katiuska, canción de guerra y amor

  • Katharine Hepburn y Spencer Tracy, la pasión de dos indomables

  • John Lennon y Yoko Ono, un amor para toda la vida

  • Cartas y versos de José Martí para su madre Doña Leonor Pérez

  • La historia de amor de Sara y Valentín, dos de nuestros oyentes

  •  
    Subir
     
        Envíe su Comentario
    * Todos los datos son obligatorios.  
    * Nombre:
    * País:
    Normas

    Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

    No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

    Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
    * Correo Electrónico:
    Publicar Correo
      
        * Mensaje:

     


    "La noción del bien flota sobre todo, y no naufraga jamás"  

    José Martí  
    ... otras frases >>  

     
     
      
      MENÚ ________________
      Portada  
    Mapa del Sitio  
    Frecuencias  
    Noticias  
    Exclusivas  
    Curiosidades  
    Gotas del saber  
    Coberturas  
    Galería  
    De Cuba y El Mundo  
    Leyendas  
    De La Luna  
      
    ________________________________
      
     
      NUBE DE ETIQUETAS 
    Artes Plásticas Ballet Nacional de Cuba Cine Cuba Danza EGREM Fidel Castro huracán Irma ICAIC ISA Literatura Música Orquesta Sinfónica Nacional Teatro UNEAC
      
    ________________________________

    ___________________________________________________________________________________________________________________________
     
       Radio Enciclopedia. Dirección postal: Edificio N, Calle N, entre 23 y 21, Vedado, La Habana, Cuba. Código Postal: 10400.
       Desarrollado por Redacción Digital Radio Enciclopedia Diseñado para IE4 y NC4, Res: 1024 x 768

       © Copyright Radio Enciclopedia, 2011
    Directora General: Ing. Luisa Márquez Echevarria
    Correo: lmarquez@renciclopedia.icrt.cu
    Teléfonos: (53 - 7) 8361882, 8361883.