Radio Enciclopedia. Una emisora para todos los momentos de la vida.
Frecuencias de Radio EnciclopediaRadio Enciclopedia Radio Enciclopedia
      Actualizado: 2017.11.20 - 14:37:35
   ENGLISH 
   Canal RSS  
Canal RSS - Radio Enciclopedia
   Podcast  
Podcast - Radio Enciclopedia
   
  
  PORTADA ENCICLOPEDIA   >>  LEYENDAS  
_____________________________________________________________________________________

Las cartas de amor de John Keats a Fanny Brawne

Publicado: 2014.11.14 - 23:45:23   /  web@renciclopedia.icrt.cu  /  Lázaro Sarmiento Sánchez
  
Fanny Brawne. Foto tomada de Internet
Fanny Brawne, el amor del poeta John Keats.

Londres, verano de 1818. El poeta John Keats, con solo 23 años, se establece en la residencia de Wentworth Place, donde su amigo Charles Brown se alquilaba junto con la familia Brawne. Allí conoce el amor de su vida: Fanny Brawne, una muchacha de tan solo 18 años. Fue un flechazo a primera vista, el amor se apoderó de los jóvenes.

Fanny quedó impresionada con la sensibilidad y los poemas de Keats, poco a poco fueron enamorándose en secreto y ella se convirtió en la musa inspiradora de sus poemas y cartas románticas.

En esa época John Keats era un poeta pobre, pese a su enorme talento no había podido publicar un libro exitoso que pudiera hacer que gane algo de dinero para ofrecer una dote, casarse y dar estabilidad a Fanny. Lo que sí pudieron hacer fue comprometerse en 1919. En octubre de ese mismo año John le escribe una apasionada carta a Fanny:

“Mi queridísima niña: Me he puesto a pasar en limpio algunos versos, pero no me da ningún gusto trabajar. Tengo que escribirte una o dos líneas y ver si eso me ayuda a alejarte de mi espíritu aunque sea por unos instantes, no puedo existir sin ti. Todo lo olvido salvo la idea de volver a verte. Mi vida parece detenerse ahí: más allá no veo nada. Me has absorbido.

En este mismo momento tengo la sensación de estar disolviéndome. Si no tuviera la esperanza de verte pronto me sentiría en el colmo de la desdicha.Tendría miedo de separarme, de estar demasiado lejos de ti. Mi dulce Fanny, no cambiará nunca tu corazón?, amor mío, no cambiarás? Alguna vez me asombró que los hombres pudieran ir al martirio por su religión. Temblaba de pensarlo. Ahora ya no tiemblo; podría ir al martirio por mi religión- el amor es mi religión-, y podría morir por él.

Me has cautivado con un poder que soy incapaz de resistir; y sin embargo, lo era hasta que te vi; y desde que te he visto me he esforzado a menudo en razonar contra las razones de mi amor. Ya no puedo hacerlo, el dolor sería demasiado grande. Mi amor es egoísta. No puedo respirar sin ti...”

Según cuentan sus biógrafos, los tres últimos años de vida de Keats fueron los más prolíficos como poeta, sin embargo, también significaron los peores respecto a su salud, se enfermó de tuberculosis. Tras haber sido comunicado por su doctor que la mejor opción para recuperarse era alejarse del clima húmedo y frío de Londres, sus amigos reunieron dinero para conseguirle un pasaje y su estadía en Roma. Fanny se quedó sola y con todo el amor palpitando en su corazón.

El poeta John Keats. Foto tomada de Internet
El poeta John Keats.

Lastimosamente Keats murió en 1821 y lo que es peor lejos de su amada. Fanny se casó diez años más tarde, pero nunca pudo olvidar a su gran amor y se convirtió en la portavoz de su obra. Casi cincuenta años después se publicaron las cartas entre ellos.

Entre esas misivas figura una, que bien pudiera considerarse la expresión más pasional del amor entre Keats y Fanny. Una suerte de presentimiento del poeta que le hizo escribir estas conmovedoras y románticas líneas:

“Mi queridísima Niña: Según todas las apariencias tengo que estar separado de ti tanto como sea posible. Cómo seré capaz de soportarlo, o si no será peor que tu presencia ocasional, no puedo decirlo. Tengo que ser paciente, y entretanto tienes que pensar en ello lo menos posible. No permitas que detenga por más tiempo tu ida a la ciudad - puede que no haya final a este encarcelamiento. Quizás sea mejor que no vengas antes de mañana por la tarde: sin embargo envíame sin falta un buenas noches. Conoces nuestra situación - la esperanza que hay si yo me recuperara tan pronto - mi propia salud no me tolerará que haga ningún esfuerzo.

Me han recomendado que ni siquiera lea poesía y mucho menos que la escriba. Desearía tener un poco de esperanza. No puedo decirte olvídame - pero diría que hay imposibilidades en el mundo. No más de esto - No soy lo suficientemente fuerte para quitarme el hábito - no hagas caso de esto en tus buenas noches. Ocurra lo que ocurra yo siempre seré, tu queridísimo Amor”.

 
 
   
|

Otros artículos del autor

  • Las cartas de amor de Manuela Sáenz a Simón Bolívar

  • Pedro Junco, María Victoria Morales y la melodía Nosotros

  • Los amores imposibles de la poetisa Juana Borrero

  • Edith Piaf y su tormentosa vida amorosa con Louis Gérardin

  • El Tai Chi o la fisioterapia contribuyen a evitar las caídas en las personas mayores

  •  
    Subir
     
        Envíe su Comentario
    * Todos los datos son obligatorios.  
    * Nombre:
    * País:
    Normas

    Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

    No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

    Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
    * Correo Electrónico:
    Publicar Correo
      
        * Mensaje:

     


    "La noción del bien flota sobre todo, y no naufraga jamás"  

    José Martí  
    ... otras frases >>  

     
     
      
      MENÚ ________________
      Portada  
    Mapa del Sitio  
    Frecuencias  
    Noticias  
    Exclusivas  
    Curiosidades  
    Gotas del saber  
    Coberturas  
    Galería  
    De Cuba y El Mundo  
    Leyendas  
    De La Luna  
      
    ________________________________
      
     
      NUBE DE ETIQUETAS 
    Artes Plásticas Ballet Nacional de Cuba Cine Concierto Cuba Cultura Danza EGREM Fidel Castro Homenaje huracán Irma ICAIC ISA Literatura Música Orquesta Sinfónica Nacional Teatro UNEAC
      
    ________________________________

    ___________________________________________________________________________________________________________________________
     
       Radio Enciclopedia. Dirección postal: Edificio N, Calle N, entre 23 y 21, Vedado, La Habana, Cuba. Código Postal: 10400.
       Desarrollado por Redacción Digital Radio Enciclopedia Diseñado para IE4 y NC4, Res: 1024 x 768

       © Copyright Radio Enciclopedia, 2011
    Directora General: Ing. Luisa Márquez Echevarria
    Correo: lmarquez@renciclopedia.icrt.cu
    Teléfonos: (53 - 7) 8361882, 8361883.