Radio Enciclopedia. Una emisora para todos los momentos de la vida.
Frecuencias de Radio EnciclopediaRadio Enciclopedia Radio Enciclopedia
      Actualizado: 2017.11.20 - 14:37:35
   ENGLISH 
   Canal RSS  
Canal RSS - Radio Enciclopedia
   Podcast  
Podcast - Radio Enciclopedia
   
  
  PORTADA ENCICLOPEDIA   >>  LEYENDAS  
_____________________________________________________________________________________

¿Quieres ver el rostro de la Dama Tapada?

Publicado: 2017.06.06 - 15:34:07   /  web@radiorebelde.icrt.cu  /  Laura Barrera Jerez
  

¿Quieres ver el rostro de la Dama Tapada?Casi siempre se sabe de dónde provienen los fantasmas, pero no en este caso. La historia comienza a partir del encuentro entre el vivo y la muerta, sin más preámbulo. Para la primera escena habrá un callejón oscuro, poco concurrido y donde pudieran suceder infinidad de hechos tenebrosos.

Cuando se habla de la Dama Tapada solo se suscitan pequeñas variaciones en la narración, incongruencias típicas del argot popular. Si la leyenda proviene de 1700, nadie podrá contar la primera versión de los hechos, mucho menos, si en diversos países de Latinoamérica se habla de la aparición del mismo personaje.

No obstante, Santiago de Guayaquil parece ser el escenario más fidedigno. Aquella ciudad es la más grande y poblada de Ecuador, centro de flujos comerciales, financieros, culturales y políticos.

Dicen que por allí, en las calles menos iluminadas y nunca antes de la medianoche, se aparece una esbelta mujer con un glamuroso traje y una sombrilla. Generalmente los hombres se impresionan con ella, sobre todo los que ya han bebido lo suficiente como para no tener conciencia de sus actos.

La Dama se aprovecha de eso y los atrae con un aroma seductor. Siempre habrá alguno que se atreva a seguirla porque no podrá resistirse a su perfume y a la fragilidad de su cuerpo femenino envuelto en un vestido negro, fino y elegante. La tentación de tenerla lo llevará tras ella, aunque aún no haya visto su rostro, pero en definitiva, ¿qué mujer no reserva para el momento más íntimo el mejor perfil de su belleza?

Habrá quien la imagine tímida. Habrá quien se hipnotice con el placer de verla caminar. Habrá quién se ilusione con su rostro secreto.

Todos los que la han seguido alguna vez quedaron impresionados con su porte de mujer valiente que no precisa regalar miradas para conquistar a nadie. El velo la cubre y anda sola por aquellas oscuridades. Quizás necesita compañía en su vida, pensarán algunos. Pero, ¿por qué anda por allí, tan tarde en la noche, sin más compañía que su cuerpo sensual y con un olor que incita a perseguirla? Nadie pensó en eso. Ninguno entendió la incoherencia de su sombrilla a medianoche.

No se sabe si el hombre que la acompañe regresará. Lo cierto es que ambos tendrán un largo camino para tentar los deseos más carnales, olvidarán las horas, el cansancio del trayecto, la frialdad de la noche oscura. Él sentirá un deseo incontrolable por poseerla, ella no le permitirá acercarse a menos de un metro de distancia.

Se alejarán de la ciudad, de la gente, de la vida. Así, a pasos lentos, la Dama lo conduce hasta el cementerio. ¿Ese hombre no tendrá la perspicacia de presentir el peligro y el misterio de aquel destino?

Solo allí estarán frente a frente por primera vez. Pero el entorno no importa, él solo quiere desnudarla, descubrir sus caderas, acariciar sus senos esbeltos que desbordan la elegancia del vestido… Él quiere saber quién es ella y tenerla toda.

La Dama lo dejará acercarse por primera vez. Ella está dispuesta a que él la acompañe, incluso más allá de la intimidad, pero antes, debe quitarle su velo.

Justo en ese momento, cuando la cordura de los dos se concentra en reconocerse, el olor de la seducción se transformará en una peste desagradable. Y terminarán temblorosas las manos que descubren los ojos de aquella mujer: hay fuego en ellos, sin mirada. Y el rostro, en estado de putrefacción, dejará a la víctima perpleja de pánico. Él morirá del susto, se irá hipnotizado tras ella o regresará despavorido a contar la historia.

De vuelta al mundo real, casi nadie le creerá y todos terminarán nombrándolo “tunante”. Así se les conoce a los que han ido tras la Dama Tapada y han retornado con la amarga historia de la mujer sin ojos, con olor cadavérico que seduce con el misterio de su rostro.

 
 
   
|

Otros artículos del autor

  • Casilda: el puerto con nombre de niña

  • Horacio Quiroga: el fantasma de su elefante

  • La Penitencia, Antoñica y los poderes del agua

  • La coca: una historia que no adivinó Kjana-chuyma

  •  
    Subir
     
        Envíe su Comentario
    * Todos los datos son obligatorios.  
    * Nombre:
    * País:
    Normas

    Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

    No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

    Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
    * Correo Electrónico:
    Publicar Correo
      
        * Mensaje:

     


    "La noción del bien flota sobre todo, y no naufraga jamás"  

    José Martí  
    ... otras frases >>  

     
     
      
      MENÚ ________________
      Portada  
    Mapa del Sitio  
    Frecuencias  
    Noticias  
    Exclusivas  
    Curiosidades  
    Gotas del saber  
    Coberturas  
    Galería  
    De Cuba y El Mundo  
    Leyendas  
    De La Luna  
      
    ________________________________
      
     
      NUBE DE ETIQUETAS 
    Artes Plásticas Ballet Nacional de Cuba Cine Cuba Danza EGREM Fidel Castro huracán Irma ICAIC ISA Literatura Música Orquesta Sinfónica Nacional Teatro UNEAC
      
    ________________________________

    ___________________________________________________________________________________________________________________________
     
       Radio Enciclopedia. Dirección postal: Edificio N, Calle N, entre 23 y 21, Vedado, La Habana, Cuba. Código Postal: 10400.
       Desarrollado por Redacción Digital Radio Enciclopedia Diseñado para IE4 y NC4, Res: 1024 x 768

       © Copyright Radio Enciclopedia, 2011
    Directora General: Ing. Luisa Márquez Echevarria
    Correo: lmarquez@renciclopedia.icrt.cu
    Teléfonos: (53 - 7) 8361882, 8361883.