Radio Enciclopedia. Una emisora para todos los momentos de la vida.
Frecuencias de Radio EnciclopediaRadio Enciclopedia Radio Enciclopedia
      Actualizado: 2017.11.22 - 19:50:30
   ENGLISH 
   Canal RSS  
Canal RSS - Radio Enciclopedia
   Podcast  
Podcast - Radio Enciclopedia
   
  
  PORTADA ENCICLOPEDIA   >>  NOTICIAS 
_____________________________________________________________________________________

El día que Cuba derrumbó la ignorancia

Publicado: 2016.12.22 - 08:39:05   /  noracal@enet.cu  /  MSc. Nora Rodríguez Calzadilla
  

El día que Cuba derrumbó la ignorancia

“Ningún momento más solemne y emocionante,
ningún instante de legítimo orgullo y de gloria, como este en que cuatro siglos y medio de ignorancia
han sido derrumbados”.
Fidel Castro Ruz

                                                                                       

Casi al cierre del año, diciembre, por su riqueza histórica y cultural, fija la mirada en el día 22 y detiene el paso frente a las escuelas cubanas en celebración. 

En días previos las familias junto a sus hijos prepararon regalitos, dibujos, postales, una rosa, una evocación, para que perdure en la memoria la gratitud hacia los profesionales consagrados al sacerdocio de la enseñanza en el país.

La fecha del Día del Educador vigoriza su importancia histórica en nuestra latitud, al establecerse por el líder de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz, aquel 22 de diciembre de 1961, tras finalizar la Campaña de Alfabetización y Cuba fue proclamada Territorio Libre de Analfabetismo. El primero de América Latina. En palabras del propio Fidel que siempre alienta e inspira la presencia:

El día que Cuba derrumbó la ignorancia“Ningún momento más solemne y emocionante, ningún instante de legítimo orgullo y de gloria, como este en que cuatro siglos y medio de ignorancia han sido derrumbados. Hemos ganado una gran batalla, y hay que llamarlo así -batalla-, porque la victoria contra el analfabetismo en nuestro país se ha logrado mediante una gran batalla, con todas las reglas de una gran batalla”. (1)

Antes de enero de 1959 el paisaje educativo y cultural en Cuba estaba devastado. La población crecía, pero no aumentaba el número de centros de enseñanza. Decenas de miles de niños no tenían escuelas. Solo una mínima parte de los menores en edad escolar podían beneficiarse con el derecho humano a la educación. De ahí que entre las prioridades de la Revolución recién nacida fuera, en marzo del propio año 1959, constituir la llamada Comisión Nacional de Alfabetización y Educación fundamental.

Al año siguiente se crearon para el curso escolar 1960-61, unas 15 mil aulas en zonas rurales. Documentos históricos dan fe de que entonces la matrícula sobrepasó el millón de estudiantes.

La campaña de alfabetización dotó a todo el pueblo con los conocimientos elementales para aprender a leer y a escribir. Los protagonistas, devenidos maestros voluntarios para la gran misión fueron más de cien mil jóvenes. Una de las primeras tareas esbozadas desde 1953 en el programa del Moncada que vio la luz en diciembre de 1961.

El día que Cuba derrumbó la ignoranciaLos alfabetizadores sobrevivientes a estos 55 años reconocen su liderazgo con sano orgullo. He escuchado el testimonio del hijo que no vivió por aquellos días, pero reconoce admirado a su difunta madre, insigne educadora, alfabetizadora en las lomas e intrincados montes orientales.

He visto al longevo de más de cien años de vida, aún lúcido reconocer su aprobación sin miedo, para que sus dos hijas en plena adolescencia fueran a alfabetizar. “A las dos le di permiso, sin pensarlo dos veces”, dice el anciano en convicción.

Hace muchos años conocí a una señora de avanzada edad que me confió sus tristezas sentimentales con aquel primer y gran amor adolescente extinguido por las duras garras del analfabetismo. Es que para amar y ser amado es necesario el conocimiento, además, así lo estimo.

Me contaba que sus padres, dados los cánones y rigores morales de la época le impedían relacionarse con los muchachos del barrio. Uno de ellos la pretendía y a ella le fascinaba el joven pretendiente, como le llamaban entonces.

Los enamorados no podían verse ni en fugaces escapadas al parque cercano. Entonces él propuso a través de un tercero que todos los días intercambiarían cartas y mensajes de amor por escrito, que dejarían ambos a los pies de una gran piedra inamovible, próxima a la vivienda de la joven.

Así lo cumplió él. En cambio ella, cuando sabía que el camino estaba libre para llegar a la piedra y recoger su dádiva amorosa, solo dejaba a una piedrecita pequeña, era su respuesta porque nunca pudo reciprocar el epistolario amoroso. Era analfabeta y respondía con una piedra.

Las cartas del pretendiente las conservó en un sagrado cofre sentimental hasta el año 1961, en que pudo leerlas por primera vez en la vida… Leyó la última carta donde él relataba su pena en despedida al imaginarse burlado y mal correspondido… Se acabaron las cartas… se acabaron las piedras…

A mi curiosidad, ¿“por qué no le dijo a través de un tercero que usted era analfabeta”?... “¡No, muchacha!... responde con fuerza, me moriría de vergüenza… Por eso y por el decoro hacia mi persona siempre llevo en mi corazón a la Revolución cubana y a la obra de Fidel. ¡Siempre!, para vivir con honradez, la Revolución me alfabetizó y es importante el conocimiento hasta para la pareja y para que a una la valoren más y la respeten más”, afirmaba la anciana y lo suscribo.

El día que Cuba derrumbó la ignorancia En este 22 de diciembre, Día del Educador y fecha que marca la abolición del analfabetismo, de la ignorancia en Cuba; podría evocar a mis maestras inolvidables, María y Oilda, formadoras paradigmáticas. 

Podría reconocer a Caridad y a Alina que alfabetizaron a tantos niños y jóvenes y moldearon su temple. Podría escribir admirada de Teresa, Lourdes y Maritza y de mi honorable padre que en vida terrenal consagró parte importante de sus desempeños a la enseñanza artística.

Hoy podría trocar las emociones en letras para el tributo y la gloria hacia todos los alfabetizadores, profesores y maestros cubanos, hacedores de conocimientos, fortunas y riquezas que distinguen al género humano.

A Fidel, sobresaliente discípulo de Martí, cuya obra en prolongación y tejido histórico los convierte en grandes Maestros, mis letras palpitantes y agradecidas. Fidel es el artífice mayor de la libertad plena del pueblo cubano, desde la cultura y sus saberes, la dignidad y sus virtudes.

Notas:

(1) Palabras del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, el 22 de diciembre de 1961, fecha en que Cuba se declara libre de analfabetismo y se instaura en el país la celebración del Día del Educador.

 
 
|

Otros artículos del autor (a)

  • Doña Leonor Pérez Cabrera, evocación en natalidad

  • Reinaldo Cedeño Pineda; El Maestro y orfebre de la palabra

  • Dedicarán al Centro Cultural Pablo, encuentro El elogio oportuno

  • Jesús Lara Sotelo, invitado especial a Páginas inéditas

  • ¡Orgullosos! de ser cubanos, ¡Orgullosos! de ser Fidel

  •  
    Subir
     
     
        Envíe su Comentario
    * Todos los datos son obligatorios.  
    * Nombre:
    * País:
    Normas

    Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

    No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

    Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
    * Correo Electrónico:
    Publicar Correo
      
        * Mensaje:

     


    "La noción del bien flota sobre todo, y no naufraga jamás"  

    José Martí  
    ... otras frases >>  

     
     
      
      MENÚ ________________
      Portada  
    Mapa del Sitio  
    Frecuencias  
    Noticias  
    Exclusivas  
    Curiosidades  
    Gotas del saber  
    Coberturas  
    Galería  
    De Cuba y El Mundo  
    Leyendas  
    De La Luna  
      
    ________________________________
      
     
      NUBE DE ETIQUETAS 
    Artes Plásticas Ballet Nacional de Cuba Cine Cuba Danza EGREM Fidel Castro huracán Irma ICAIC ISA Literatura Música Orquesta Sinfónica Nacional Teatro UNEAC
      
    ________________________________

    ___________________________________________________________________________________________________________________________
     
       Radio Enciclopedia. Dirección postal: Edificio N, Calle N, entre 23 y 21, Vedado, La Habana, Cuba. Código Postal: 10400.
       Desarrollado por Redacción Digital Radio Enciclopedia Diseñado para IE4 y NC4, Res: 1024 x 768

       © Copyright Radio Enciclopedia, 2011
    Directora General: Ing. Luisa Márquez Echevarria
    Correo: lmarquez@renciclopedia.icrt.cu
    Teléfonos: (53 - 7) 8361882, 8361883.