Radio Enciclopedia. Una emisora para todos los momentos de la vida.
Frecuencias de Radio EnciclopediaRadio Enciclopedia Radio Enciclopedia
      Actualizado: 2017.11.19 - 16:13:12
   ENGLISH 
   Canal RSS  
Canal RSS - Radio Enciclopedia
   Podcast  
Podcast - Radio Enciclopedia
   
  
  PORTADA ENCICLOPEDIA   >>  NOTICIAS 
_____________________________________________________________________________________

Está aquí también Clara Barton

Publicado: 2016.05.27 - 08:14:55   /  web@renciclopedia.icrt.cu  /  Jessica Ana Galindo Travieso
  

Está aquí también Clara BartonHay en los anales de Cuba mucha materia para novelar y compartir cautivados. Relatos sorprendentes e insólitos que la mayoría de las veces nos acercan de manera más especial a ese testimonio común de tantas voces y aventuras que nos precedieron y conformaron en considerable medida, ese testamento vivo que es la Historia.

Uno de los momentos más terribles que vivió esta tierra se produjo en 1896. Quien por entonces fuera designado Gobernador de Cuba y General Jefe del Ejército, emitía una orden que sería considerada luego como precursora de los amargamente famosos Campos de Concentración. La llamada Reconcentración de Weyler ocasionó indeterminadas, pero sin dudas excesivas muertes a causa de enfermedades e inanición provocadas por un dictamen brutal y negligente.

En medio de esta coyuntura, llega a brindar su ayuda la fundadora de la Cruz Roja estadounidense, Clarissa Harlowe Barton, más conocida por Clara. Mujer ilustre de la historia norteamericana, colaboradora con los más desprovistos de salud, los más necesitados de consuelo y atención, que comienza su labor a partir de la Guerra Civil Americana, en la que, desde su ciudad natal de Massachusetts, pesquisa y distribuye suministros para los jóvenes soldados heridos además de, como legítima e innata enfermera y profesora, ofrecerles soporte espiritual, puesto que no solo ayudaba en la cura física, también en la que se sustenta mediante la lectura, la escritura, el fácil oído a los problemas o inseguridades, y la persistencia de la fe.

Abraham Lincoln, un mes antes de su muerte, hacía público el ofrecimiento de Clara para indagar por el destino de los prisioneros de guerra de los que no se tenían noticias ciertas. Es así que esta mujer establecía una “Oficina de Correspondencia con amigos de los hombres extraviados del Ejército de los Estados Unidos”, quehacer en el que fueron atendidas más de 63 000 cartas e identificados cerca de 22 000 combatientes. Este servicio de búsqueda sería luego continuado por la Cruz Roja como una de las actividades más meritorias hoy día.

Es luego de haber mantenido su oficio humanitario, asimismo, durante la Guerra franco-prusiana, que Clara establece relaciones con los oficiales de la Cruz Roja internacional establecida en Suiza, ello con el propósito de fundar una organización de objetivos semejantes en su país hasta que, tras persistir en su intención, en 1882 se establece legalmente.

Mujer con estos logros es la que arriba a Cuba: es la misma que solicita contribuir con alimentos y medicinas a los afectados por la Reconcentración, y que viaja en 1898 para organizar también la distribución de suministros en estos campos; es quien, casualmente, se encuentra aquí en medio de la voladura del Maine y asiste a los heridos.

Es Clara Barton partícipe y ferviente colaboradora cuando en Santiago de Cuba se produce el desembarco estadounidense, cuando se hunde la flota española. Aun hoy se erige un busto en esta ciudad recordándola, aun hoy se mantiene evocada su visita, también, a Sagua la Grande, donde se dice que “correteaba por la calles con alimentos, medicinas y ropas”.

Otro de los enormes genios del siglo, José Martí, en una crónica publicada por el periódico La Nación, el día 26 de julio de 1889, así la veía y dejaba para siempre grabada la estela de este ser humanitario, extraordinaria mujer que dejó su vida, para siempre, a los espíritus más devastados.

“Clara Barton está en su campamento de la Cruz Roja, con la cruz al brazo, el gorro de enfermera, y sobre el traje gris el delantal resplandeciente. Allí está con sus médicos y sus ayudantes, con sus tiendas claras y su corazón benigno, viva, elocuente, fea, muy hermosa. Está allí para morir, si es menester, cuando con el fuego del sol cunda la peste de los cadáveres insepultos. Está allí Clara Barton cosiendo, cosiendo cortinas de muselina blanca para la tienda de las mujeres.”

 
 
|

Otros artículos del autor (a)

  • Está aquí también Clara Barton

  • Martí todavía lleva el remo de proa

  • Artes Decorativas celebra Día Internacional de los Museos

  •  
    Subir
     
     
        Envíe su Comentario
    * Todos los datos son obligatorios.  
    * Nombre:
    * País:
    Normas

    Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

    No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

    Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
    * Correo Electrónico:
    Publicar Correo
      
        * Mensaje:

     


    "La noción del bien flota sobre todo, y no naufraga jamás"  

    José Martí  
    ... otras frases >>  

     
     
      
      MENÚ ________________
      Portada  
    Mapa del Sitio  
    Frecuencias  
    Noticias  
    Exclusivas  
    Curiosidades  
    Gotas del saber  
    Coberturas  
    Galería  
    De Cuba y El Mundo  
    Leyendas  
    De La Luna  
      
    ________________________________
      
     
      NUBE DE ETIQUETAS 
    Artes Plásticas Ballet Nacional de Cuba Cine Cuba Danza EGREM Fidel Castro huracán Irma ICAIC ISA Literatura Música Orquesta Sinfónica Nacional Teatro UNEAC
      
    ________________________________

    ___________________________________________________________________________________________________________________________
     
       Radio Enciclopedia. Dirección postal: Edificio N, Calle N, entre 23 y 21, Vedado, La Habana, Cuba. Código Postal: 10400.
       Desarrollado por Redacción Digital Radio Enciclopedia Diseñado para IE4 y NC4, Res: 1024 x 768

       © Copyright Radio Enciclopedia, 2011
    Directora General: Ing. Luisa Márquez Echevarria
    Correo: lmarquez@renciclopedia.icrt.cu
    Teléfonos: (53 - 7) 8361882, 8361883.