Radio Enciclopedia. Una emisora para todos los momentos de la vida.
      Actualizado: 2019.12.15 - 14:11:50
   ENGLISH 
   Canal RSS  
Canal RSS - Radio Enciclopedia
   Podcast  
Podcast - Radio Enciclopedia
   
  
  PORTADA ENCICLOPEDIA   >>  NOTICIAS 
_____________________________________________________________________________________

La magnífica banda sonora de la caída del Muro de Berlín

Publicado: 2019.11.11 - 15:50:07   /  miguel.dario@renciclopedia.icrt.cu  /  Miguel Darío García Porto
  

Mstislav Rostropóvich

Entre la infinidad de anécdotas que ocasionó la caída del Muro de Berlín, destaca, por su belleza y significado cultural, el magnífico e improvisado concierto que dio junto al muro –ya en ruinas– el músico ruso Mstislav Rostropóvich, considerado el máximo violonchelista del siglo XX.

De pronto, el 9 de noviembre, empezó a caer, pedazo a pedazo el Muro de Berlín, todos los medios del mundo mostraban la noticia. Y el célebre chelista Mstislav Rostropovich escuchó por la radio, en su apartamento parisino, que la pared caía y supo que era allí donde debía estar. Tomó un avión de inmediato.

Las fotografías lo inmortalizaron cuando se sentó al mediodía del 11 de noviembre de 1989 y sin aviso, para dar según algunos testigos, el que fue el concierto más feliz y sentido de su vida.

Interpretó la Suite número 2 para violonchelo de Johann Sebastian Bach. La melodía, llegó a reunir a transeúntes hipnotizados por el sonido del violonchelo. Apenas habían pasado dos días desde que el muro comenzara a caer y transformarse en ruinas.

Años más tarde, el artista confesó que para él ese muro era el símbolo de un desgarro en su corazón: “Antes no podía tocar en Berlín Oeste, luego no se me permitió ir a Berlín Este. Cuando el muro se cayó, mi vida se volvió a juntar”.

Mstislav Rostropovich, quien falleció en 2007, fue junto a David Oistrakh y a Sviatoslav Richter, uno de los músicos más distinguido que había dado la otrora Unión Soviética.

El maestro había nacido un 27 de marzo de 1927 en Bakú, Azerbaiyán, en el seno de una familia de músicos. Su padre era violonchelista y su madre pianista.

Estudió en el Conservatorio de Moscú, desde los 16 años. Llegó a ser alumno de Dmitri Shostakovich y Serguéi Prokofiev, antes de graduarse con las máximas distinciones académicas.

Posteriormente trabajaría como profesor en el mismo Conservatorio, desde 1961. En 1948 ya había sido solista de la Orquesta Filarmónica de Moscú. A partir de 1950 había actuado como violonchelista y como director.

Había dado, asimismo, recitales de piano acompañando a su mujer, la soprano Galina Vishnévskaya. Tras un tiempo en la capital rusa, fue nombrado profesor en el Conservatorio de Leningrado.

Rostropovich estimuló la composición de piezas que enriquecieron el repertorio del chelo. Empieza aquí una de las tantas relaciones personales y artísticas que enriquecerán de manera sustancial el repertorio del violonchelo.

Rostropovich no fue sólo un extraordinario virtuoso del instrumento: su inteligencia musical, su temperamento apasionado y abierto, llevaron a muchos compositores a dedicarle obras capitales del siglo XX. Shostakovich escribió para él una sonata y dos conciertos. No menos fructuosa será su relación con Serguei Prokofiev (una sonata y la Sinfonía concertante). También inmejorable fue su sintonía con Benjamin Britten, quien le homenajeó con cinco piezas de envergadura (una sonata, una sinfonía para chelo y tres suites).

En 1951 recibió el Premio Stalin y después, en 1963 el Premio Lenin, máximo galardones soviéticos. Sin embargo defendió de forma pública al escritor Alexander Solzhenitsyn en una carta enviada al diario Pravda en 1970.

En 1974 Rostropóvich y su esposa abandonaron la Unión Soviética al haber sido privado de la posibilidad de dar conciertos y trabajar. Ante esa situación emigraron a los Estados Unidos y en 1977 fue nombrado director de la Orquesta Sinfónica Nacional en Washington, D.C. que dirigió durante 17 años.

Por eso resulta siempre tan elocuente e inmenso el significado del pequeño concierto junto al Muro de Berlín del maestro Mstislav Rostropovich. Un grito desgarrador por acercarse a su país y volver a ser músico en su tierra. Un momento que literalmente, no necesitaba de palabras. En 1990 volvería a ser invitado a actuar en su patria. También, en ese viaje, recuperaría su nacionalidad perdida con su partida y, en aquella anhelada presentación el público lo aplaudiría cálidamente como antaño porque ese chelista fue un gran artista que supo trascender cualquier frontera.

 
 
|

Otros artículos del autor (a)

  • Una singular apertura con música en vivo y danza en Habana Clásica

  • La bendita seducción de La Habana

  • Estrenos en las últimas jornadas del Festival de Música Contemporánea de La Habana

  • Habana Clásica o ese gozo musical por los cinco siglos de La Habana

  • Fieles a la memoria, la identidad y el conocimiento

  •  
    Subir
     
     
        Envíe su Comentario
    * Todos los datos son obligatorios.  
    * Nombre:
    * País:
    Normas

    Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

    No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

    Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
    * Correo Electrónico:
    Publicar Correo
      
        * Mensaje:

     


    Se hacen versos de la grandeza, pero sólo del sentimiento se hace poesía  

    José Martí  
    ... otras frases >>  

     
     
      
      MENÚ ________________
      Portada  
    Mapa del Sitio  
    Frecuencias  
    Noticias  
    Exclusivas  
    Curiosidades  
    Gotas del saber  
    Coberturas  
    Galería  
    De Cuba y El Mundo  
    Leyendas  
    De La Luna  
      
    ________________________________
      
     
      NUBE DE ETIQUETAS 
    2019 Artes Plásticas Ballet Nacional de Cuba ciencia Cine Concierto Concurso Música Instrumental Cuba Cultura Danza EGREM Enciclopedia Fidel Castro Homenaje ICAIC ISA leyendas Literatura medio ambiente Música Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba Radio Teatro tecnología UNEAC Unesco
      
    ________________________________

    ___________________________________________________________________________________________________________________________
     
       Radio Enciclopedia. Dirección postal: Edificio N, Calle N, entre 23 y 21, Vedado, La Habana, Cuba. Código Postal: 10400.
       Desarrollado por Redacción Digital Radio Enciclopedia Diseñado para IE4 y NC4, Res: 1024 x 768

       © Copyright Radio Enciclopedia, 2011
    Directora General: Ing. Luisa Márquez Echevarria
    Correo: lmarquez@renciclopedia.icrt.cu
    Teléfonos: (53 - 7) 8361882, 8361883.