Radio Enciclopedia. Una emisora para todos los momentos de la vida.
Frecuencias de Radio EnciclopediaRadio Enciclopedia Radio Enciclopedia
      Actualizado: 2017.11.21 - 10:01:23
   ENGLISH 
   Canal RSS  
Canal RSS - Radio Enciclopedia
   Podcast  
Podcast - Radio Enciclopedia
   
  
  PORTADA ENCICLOPEDIA   >>  NOTICIAS 
_____________________________________________________________________________________

Martí y la naturaleza

Publicado: 2013.01.03 - 17:25:07   /  web@renciclopedia.icrt.cu  /  Teresa González Reina
  

José Martí"Esparcir amor por la belleza es mejorar hombres". Así escribió José Martí. Y porque confió siempre en el mejoramiento humano y en la utilidad de la virtud, nuestro Héroe Nacional se prolongó en la savia vital y espléndida de la naturaleza, que bella, acogedora, sabia y oportuna, estuvo presente en su ideario, en sus palabras, en su obra toda.

Martí forma parte de nuestra historia cotidiana. En sus diversas facetas lo encontramos fértil y valioso, con su verso apasionado y vibrante, alentando el saber humano, solidario internacionalista, creador, imprescindible.

Nacido el 28 de Enero de 1853 en La Habana y muerto en combate el 19 de Mayo de 1895, en Dos Ríos, su ejemplo orienta y anima el quehacer diario. Y es la palabra, corriendo audaz y diáfana a través de cada una de sus páginas que con merecido orgullo enriquecen nuestra cultura. Y como parte de ella también la ecología, porque fue Martí un genuino y adelantado ecologista.

Legítimo ciudadano del mundo, Martí supo apreciar desde temprano la importancia de cuidar nuestro planeta. Porque en muchos sitios del mundo la indiferencia o el desamor van mermando el tesoro que la naturaleza ha dado a la humanidad. Y es preciso empeñar nuestros esfuerzos en aras de su cuidado y preservación.

La tala indiscriminada de árboles, la caza de animales, muchos de ellos en peligro de extinción, la contaminación ambiental, el maltrato a la flora y fauna, atentan contra la salud de la tierra, y, por consiguiente, de sus habitantes.

Si somos deudores de la vida, que mejor y mas noble razón para retribuir nuestro agradecimiento que conocer y poner en práctica el urgente y solidario pensamiento ecologista de Martí, que con su raigal comunión con la naturaleza, anima su obra.

Escribía Martí “La naturaleza se postra ante el hombre y le da sus diferencias para que se perfeccione su juicio, sus maravillas para que avive su voluntad al imitarlas, sus exigencias para que eduque su espíritu en el trabajo, en las contrariedades y en la virtud que las vence”.

Deslumbrado ante cada prodigio y cada elección que la naturaleza otorga al hombre, transitó José Martí, animado porque “se siente crecer la vida admirando los contornos de la naturaleza”.

Preocupado por la ecología, consciente de la importancia que la naturaleza tiene para el hombre, la sociedad y la supervivencia, Martí aconsejaba: “Estudiar las fuerzas de la naturaleza y aprender a manejarla es la manera más derecha de resolver los problemas sociales".

El Maestro aseveraba: "La naturaleza inspira, cura consuela, fortalece, y prepara para la virtud al hombre. Y el hombre no se halla completo, ni se eleva a sí mismo, ni ve lo invisible, sino en su íntima relación con la naturaleza”.

Observador incansable, Martí advertía: “El mundo sangra sin cesar de los crímenes que se cometen contra la naturaleza”

Inagotable, frágil, el pensamiento de Martí abarcó todos los aspectos de la vida, todas las facetas del quehacer humano, se preocupó igualmente por el cuidado de la naturaleza por eso decimos que el fue un anticipado ecologista y se integró al paisaje, corrió en las aguas de los ríos, fue flor y arroyuelo, paloma y brisa, sierra y manantial. Y defendió con su vida y con su acción el regalo que la naturaleza, esplendida y útil, propicia.

Y decía “El arte no es más que la naturaleza creada por el hombre” y además “Dos madres tienen los hombres: la naturaleza y las circunstancias”. Sabiamente expresó “Donde la naturaleza escribe grandeza, escribe ternura”.

En el recuento de la obra martiana afloran su relación con la naturaleza, su identificación con los elementos del paisaje y del entorno, cuyas cualidades aprecia. Ellos nutren perpetuamente sus imágenes. Afirmó, por ejemplo “Una mujer buena es un perpetuo arcoíris” y que El amor es como las golondrinas: posa donde hay calor”. Resumía asimismo que “Del mismo germen son la miel, la luz y el beso”.

Si repasamos los Versos sencillos de José Martí, hallamos, como en toda su poesía, en su oratoria, en sus ensayos, en la totalidad de sus escritos, la nítida influencia que en cada uno de ellos ejerció la naturaleza, esa a la que con tanto fervor llamo a cuidar y amar.


Si ves un monte de espuma
Es mi verso lo que ves:
Mi verso es un monte y es
Un abanico de plumas


Mi verso es como un puñal
Que por el puño echa flor:
Mi verso es un surtidor
Que da un agua de coral.


Mi verso es de un verde claro
Y de un carmín encendido.
Mi verso es ciervo herido
Que busca en el monte amparo…

La obra martiana enriquece espiritualmente a la humanidad. Y causa admiración advertir con cuanta visión preconizó nuestro Héroe Nacional, la necesidad de preservar, para el bien del planeta, de la civilización, de la sociedad, cada sitio de la naturaleza.

Recordemos que hace más de un siglo analizaba “Preocupa a los hombres cuerdos la tala brutal y avariciosa de los especuladores que no ven que la fortuna rápida que acumulan criminalmente y a expensas de la fortuna pública, arrebata a la nación una fuente de riqueza permanente. No tanto por lo que traen en sí los bosques de buenas maderas, cuanto por la protección y amparo que dan los bosques a la comarca”. Conocía la importancia de los bosques, de la juiciosa preservación de lo que la naturaleza otorga, un don.

Y confirmaba nuestro Héroe Nacional: “Es ley maravillosa de la naturaleza que solo esté completa al que se da, y no se empieza a poseer la vida hasta que no vaciamos sin reparos y sin tasa, en bien de los demás, la nuestra".

Si Beethoven, privado de la capacidad de escuchar el canto de la vida, fue capaz de darse pleno en cada una de sus obras, también Martí, conmovido ante todo lo inmenso y singular que la naturaleza ofrece al hombre, alertó acerca del peligro que encierra devastar la flor, el fruto, el arroyuelo manso, cada animalito, todo elemento vital y necesario.

Y porque fue monte entre los montes, y supo de las hierbas y de las flores, y prefirió el arroyo de la sierra, el vuelo de la paloma y el bosque eterno cuando rompe en él, el Sol, aquel Martí que amó el canario amarillo, la rosa blanca, la mariposa y la palma, la espuma y la ola, la tela de viento, esta más presente entre nosotros en la cotidiana labor que incentiva el amor a la naturaleza.

Los cubanos, herederos de su ideario, lo conservamos en el sitio destinado a los héroes perpetuos cuyo ejemplo orienta cada nueva jornada, cada nueva tarea, genuina expresión de un sociedad que sueña y ama, que forja y defiende el pensamiento martiano sobre la naturaleza y la ecología nos anima e instruye en esa otra faceta del revolucionario, y vasto trabajo, que en la cultura defendemos.

 
 
|

Otros artículos del autor (a)

 
Subir
 
 
    Envíe su Comentario
* Todos los datos son obligatorios.  
* Nombre:
* País:
Normas

Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
* Correo Electrónico:
Publicar Correo
  
    * Mensaje:

  Isa / Cuba / ihabdala@ucp.cm.rimed.cu
19.09.2013 - 2:17 pm
    Este artículo está hermoso! me encantó! felicidades a sus creadores :)

 


"La noción del bien flota sobre todo, y no naufraga jamás"  

José Martí  
... otras frases >>  

 
 
  
  MENÚ ________________
  Portada  
Mapa del Sitio  
Frecuencias  
Noticias  
Exclusivas  
Curiosidades  
Gotas del saber  
Coberturas  
Galería  
De Cuba y El Mundo  
Leyendas  
De La Luna  
  
________________________________
  
 
  NUBE DE ETIQUETAS 
Artes Plásticas Ballet Nacional de Cuba Cine Cuba Danza EGREM Fidel Castro huracán Irma ICAIC ISA Literatura Música Orquesta Sinfónica Nacional Teatro UNEAC
  
________________________________

___________________________________________________________________________________________________________________________
 
   Radio Enciclopedia. Dirección postal: Edificio N, Calle N, entre 23 y 21, Vedado, La Habana, Cuba. Código Postal: 10400.
   Desarrollado por Redacción Digital Radio Enciclopedia Diseñado para IE4 y NC4, Res: 1024 x 768

   © Copyright Radio Enciclopedia, 2011
Directora General: Ing. Luisa Márquez Echevarria
Correo: lmarquez@renciclopedia.icrt.cu
Teléfonos: (53 - 7) 8361882, 8361883.