Radio Enciclopedia. Una emisora para todos los momentos de la vida.
Frecuencias de Radio EnciclopediaRadio Enciclopedia Radio Enciclopedia
      Actualizado: 2018.09.24 - 16:26:34
   ENGLISH 
   Canal RSS  
Canal RSS - Radio Enciclopedia
   Podcast  
Podcast - Radio Enciclopedia
   
  
  PORTADA ENCICLOPEDIA   >>  NOTICIAS 
_____________________________________________________________________________________

Yarini regresa a La Habana

Publicado: 2018.03.06 - 17:53:37   /  miguel.dario@renciclopedia.icrt.cu  /  Miguel Darío García Porto
  

Yarini regresa a La Habana

La Compañía de Ballet Laura Alonso del Centro Prodanza de Cuba y la Compañía Verb Ballets de Cleveland en Ohio, se presentan los días 8, 9, 10 de marzo, en el horario de las 8:30 p.m. y el domingo 11 de marzo, a las 5:00 p.m., en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, con la obra Yarini.

La puesta con coreografía de Iván Alonso y música de Edesio Alejandro, bajo la Dirección General de la Maestra Laura Alonso se basa en un personaje real que alcanzó proporciones míticas dentro de la cultura popular y la imaginación cubana.

El ballet se centra en un proxeneta: Alberto Yarini, conocido como el Príncipe de la Habana Vieja, quien supo ganarse el respeto de todas las personas de su época por su antirracismo y por tratar a todas las personas de igual menera.

La historia cuenta el enfrentamiento trágico de Louis Lotot, el conocido rival de Yarini, quien conoce a su regreso de California que su contrincante le arrebató una de sus mujeres; su preferida, la Petite Bertha. Esto incrementa más el odio entre ambos y a partir de ese momento comienzan a planificar la muerte de Yarini de forma tal que todo parecía perfecto, pero Letot nunca pudo imaginar que matando al hombre, creaba un mito...


El bello Alberto

Por su origen, Alberto Yarini distaba mucho del hombre del bajo mundo, pero las facilidades de una crianza sin privaciones le abrieron tempranamente las puertas del ocio y los placeres.

Su belleza física, elegantes modales y rapidez en gastar el dinero ganado de la explotación de las prostitutas más hermosas de La Habana le alfombró el camino de la popularidad y la relación con influyentes políticos de la época.

De modales refinados en público, en el interior de su vivienda, en Paula 96, imponía la más férrea tiranía a las seis pupilas que ocupaban el inmueble, las que llevaba tatuadas en sus cuerpos las iniciales A.Y. Cuentan que durante un almuerzo una de sus concubinas sopló ruidosamente la sopa y Yarini se levantó y le rompió la sopera en la cabeza. Después ordenó que le sirvieran a la agredida toda la sopa que quedaba en la cocina.


Una tragedia griega en San Isidro

Con 20 años, Bertha Fontaine llegó a Cuba en 1909 del brazo del proxeneta Louis Lotot, considerado el más prestigioso proxeneta francés en La Habana, donde estableció su base de operaciones para futuras incursiones en la prometedora nación del norte. Poco tiempo llevaba su última adquisición en la Isla, cuando el marsellés Lotot realizó un viaje a California.

Al regresar el galo a La Habana encontró que la pequeña Bertha se había sumado al harén de Yarini, lo que provocó la elevación de las ya existentes tensiones entre franceses y cubanos. San Isidro era un campo de batalla en ciernes por el control de la Zona de Tolerancia.

La lucha por el dominio de la prostitución habanera había colocado a nacionales y franceses en dos bandos. Los extranjeros, conocidos en el bajo mundo como “apaches”, contaban con una mayor organización y recursos financieros para ser verdaderos artistas en el soborno del gobierno liberal, mientras los criollos, llamados “guayabitos” pugnaban por no ceder ante la opulencia de los galos.

En un principio Lotot dejó las cosas como estaban, incluso no hizo nada por recuperar a la bella parisina, pero el clan francés albergaba la esperanza de una revancha, la cual le facilitó el propio Yarini, cuando el 19 de noviembre de 1910 se presentó ante la casa de Lotot para reclamarle las ropas de Bertha y, ante la pasividad del francés, retornó al siguiente día para gritarle que cuidara a sus restantes concubinas. Sin saberlo había firmado su sentencia de muerte.

Al atardecer del 21 de noviembre de 1910 en un café existente entonces en la esquina de Habana y Desamparados, ocho “apaches” acordaban la eliminación física del Rey de los Prostíbulos, como denominaban a Yarini sus rivales políticos del Partido Liberal. Antes de la caída de la tarde dos franceses se apostaron en la azotea de la casa marcada con el número 61 de la calle de Paula.

Poco antes de las ocho de la noche, al salir del inmueble marcado con el número 60 (hoy 178) de la calle San Isidro, Alberto Yarini tropezó con los franceses Louis Lotot y Jean Petitjean. Todo parecía un encuentro accidental, pero los galos llevaban las armas en la mano. Al escuchar los disparos, José Basterrechea, amigo de Yarini y su compañero de recorrido esa noche, mató en el acto a Lotot de un disparo en la cabeza.

El 23 de noviembre de 1910 fallecía a los 26 años Alberto Yarini. En el velorio de Yarini, convertido en una increíble concentración popular y realizado en el hogar paterno de la calle Galiano, convergieron los más disímiles estratos de la sociedad habanera. Junto al presidente de la República, José Miguel Gómez y encumbradas figuras de la política, coincidió una larga fila de meretrices.

Durante el traslado de los restos al cementerio de Colón, el féretro fue cargado en hombros por los amigos de Yarini a todo lo largo de la avenida de Carlos III. A la altura de Zapata, el sepelio fue asaltado por varios franceses, quienes hirieron a varios acompañantes del cortejo. Bertha Fontaine, la manzana de la discordia, recibió una cuchillada en el pecho, la cual no impidió que llegara hasta el panteón de la familia Yarini.

Tras los trágicos sucesos, San Isidro se convirtió en un campo de batalla por la creciente rivalidad entre cubanos y franceses, al punto de que al arribar los conservadores al poder, el presidente Mario García Menocal dispuso el 23 de octubre de 1913 el cierre definitivo de la Zona de Tolerancia, el mismo lugar donde Yarini labró una leyenda que aún se resiste al olvido.

 
 
|

Otros artículos del autor (a)

  • El infortunado estreno de la ópera La Traviata

  • Cuba le canta a Violeta Parra

  • Disfrute de las sonoridades del período colonial hispanoamericano en concierto sabatino

  • Recital de Mayté Aboy González en el Oratorio San Felipe Neri

  • La Ruta de Mozart por La Habana, un sueño hecho realidad

  •  
    Subir
     
     
        Envíe su Comentario
    * Todos los datos son obligatorios.  
    * Nombre:
    * País:
    Normas

    Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

    No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

    Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
    * Correo Electrónico:
    Publicar Correo
      
        * Mensaje:

     


    "Esparcir el amor por la belleza es mejorar hombres"  

    José Martí  
    ... otras frases >>  

     
     
      
      MENÚ ________________
      Portada  
    Mapa del Sitio  
    Frecuencias  
    Noticias  
    Exclusivas  
    Curiosidades  
    Gotas del saber  
    Coberturas  
    Galería  
    De Cuba y El Mundo  
    Leyendas  
    De La Luna  
      
    ________________________________
      
     
      NUBE DE ETIQUETAS 
    2018 Artes Plásticas Ballet Nacional de Cuba ciencia Cine Concierto Cuba Cultura Danza EGREM Enciclopedia Fidel Castro Homenaje huracán Irma ICAIC ISA leyendas Literatura medio ambiente Música Orquesta Sinfónica Nacional Teatro tecnología UNEAC Unesco
      
    ________________________________

    ___________________________________________________________________________________________________________________________
     
       Radio Enciclopedia. Dirección postal: Edificio N, Calle N, entre 23 y 21, Vedado, La Habana, Cuba. Código Postal: 10400.
       Desarrollado por Redacción Digital Radio Enciclopedia Diseñado para IE4 y NC4, Res: 1024 x 768

       © Copyright Radio Enciclopedia, 2011
    Directora General: Ing. Luisa Márquez Echevarria
    Correo: lmarquez@renciclopedia.icrt.cu
    Teléfonos: (53 - 7) 8361882, 8361883.